Tribunal Supremo revisará la constitucionalidad de la ley del registro del voto en Arizona

El Tribunal Supremo de EE.UU. dijo hoy que revisará la constitucionalidad de la llamada "Propuesta 200", una ley estatal de Arizona que exige a los electores probar que son ciudadanos estadounidenses antes de inscribirse y emitir su voto.Los nueve magistrados del Tribunal Supremo habían rechazado anteriormente la solicitud del Gobierno de Arizona de bloquear un dictamen de un tribunal federal de apelaciones de California en contra de ese requisito.La "Propuesta 200" fue aprobada en referendo en 2004, pero se prevé que el fallo definitivo del Tribunal Supremo sobre esa ley se produzca después de los comicios generales en EE.UU. el próximo 6 de noviembre.Así, la exigencia de demostrar ciudadanía estadounidense para empadronarse y emitir sufragio se mantendrá en pie el mes próximo.La "Propuesta 200" también niega servicios públicos a los inmigrantes indocumentados, pero esa cláusula no fue impugnada ni ante el noveno tribunal de apelaciones de San Francisco (California) ni ante el Supremo.El noveno tribunal de apelaciones, compuesto de doce magistrados, dijo en su fallo que la ley federal prima sobre la ley estatal de Arizona.En la actualidad, la ley federal permite que los estadounidenses se inscriban por correo mediante un formulario federal y declaren bajo juramento, so pena de multas, que son ciudadanos de este país.La ley de Arizona, sin embargo, pretende exigir que cada votante incluya una prueba de ciudadanía en sus propios formularios estatales.Para los activistas pro-inmigrantes, la "Propuesta 200" sólo busca suprimir o desalentar el voto de las minorías.Un informe divulgado el pasado 24 de septiembre por el grupo cívico "Advancement Project" advirtió que, debido a barreras legales en 23 estados, más de diez millones de latinos podrían ser privados de su derecho al voto.

El Tribunal Supremo de EE.UU. dijo hoy que revisará la constitucionalidad de la llamada "Propuesta 200", una ley estatal de Arizona que exige a los electores probar que son ciudadanos estadounidenses antes de inscribirse y emitir su voto.Los nueve magistrados del Tribunal Supremo habían rechazado anteriormente la solicitud del Gobierno de Arizona de bloquear un dictamen de un tribunal federal de apelaciones de California en contra de ese requisito.La "Propuesta 200" fue aprobada en referendo en 2004, pero se prevé que el fallo definitivo del Tribunal Supremo sobre esa ley se produzca después de los comicios generales en EE.UU. el próximo 6 de noviembre.Así, la exigencia de demostrar ciudadanía estadounidense para empadronarse y emitir sufragio se mantendrá en pie el mes próximo.La "Propuesta 200" también niega servicios públicos a los inmigrantes indocumentados, pero esa cláusula no fue impugnada ni ante el noveno tribunal de apelaciones de San Francisco (California) ni ante el Supremo.El noveno tribunal de apelaciones, compuesto de doce magistrados, dijo en su fallo que la ley federal prima sobre la ley estatal de Arizona.En la actualidad, la ley federal permite que los estadounidenses se inscriban por correo mediante un formulario federal y declaren bajo juramento, so pena de multas, que son ciudadanos de este país.La ley de Arizona, sin embargo, pretende exigir que cada votante incluya una prueba de ciudadanía en sus propios formularios estatales.Para los activistas pro-inmigrantes, la "Propuesta 200" sólo busca suprimir o desalentar el voto de las minorías.Un informe divulgado el pasado 24 de septiembre por el grupo cívico "Advancement Project" advirtió que, debido a barreras legales en 23 estados, más de diez millones de latinos podrían ser privados de su derecho al voto.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios