Wall Street cierra en tablas decepcionado por los resultados de IBM e Intel

La recuperación del mercado inmobiliario a la que apuntan los últimos datos de construcción de casas en Estados Unidos consiguió contrarrestar hoy el efecto negativo que ejercieron sobre Wall Street los decepcionantes resultados empresariales de las tecnológicas IBM e Intel.El Dow Jones de Industriales, el índice de referencia de la principal plaza financiera del mundo, salvó esta tercera jornada de la semana con un ínfimo avance del 0,04 % o 5,22 puntos para acabar en las 13.557 unidades, que además le sirvió para encadenar cuatro jornadas consecutivas al alza.La subida fue posible gracias al aumento del 15 % que registró la construcción de casas en Estados Unidos en septiembre, cuando alcanzó su nivel más elevado en más de cuatro años en lo que todo parece indicar a una revitalización del mercado de la vivienda de este país, uno de los más golpeados por la crisis de 2008.El dato sostuvo durante toda la sesión a Wall Street, aupado además por el cierre decididamente alcista de las bolsas europeas, en concreto del parqué madrileño, que se revalorizó el 2,37 %, seguido por Milán (1,56 %), París (0,76 %) y Londres (0,69 %), entre otras.Detrás de esas subidas se escondió la decisión de la agencia de calificación Moody's de mantener la nota de la deuda española y sobre todo su asunción de que España pedirá una "línea de crédito preventiva" al fondo de rescate europeo que permitirá activar las compras de deuda anunciadas por el Banco Central Europeo.Pero el parqué neoyorquino se veía presionado a la baja por el mal recibimiento que tuvieron entre los inversores las cuentas que presentaron el martes tras el cierre de los mercados IBM e Intel, que provocaron que el sector tecnológico fuera el único que bajó esta sesión, el 0,43 % en su conjunto.IBM ganó en los primeros nueves meses del año 10.771 millones de dólares, el 3,9 % más interanual, pero sus ingresos no alcanzaron las expectativas de los operadores, mientras que Intel ganó 8.537 millones de dólares hasta septiembre, un 8 % menos en términos interanuales.Así, esas dos firmas informáticas capitanearon el terreno negativo del Dow Jones con unas fuertes caídas del 4,91 % y el 2,51 %, respectivamente, mientras que otra de las empresas de ese índice que presentó hoy sus resultados, Bank of America, se anotó un retroceso más moderado, del 0,21 %.El segundo mayor banco de Estados Unidos por activos desveló que en el tercer trimestre ganó 340 millones de dólares, frente a los 6.200 millones del mismo periodo del año precedente, aunque hasta septiembre consiguió abandonar las pérdidas y anotarse unas ganancias de 3.456 millones de dólares.En cualquier caso, en el sector financiero la mirada de los inversores siguió puesta en Citigroup, que se anotó una sólida subida del 3,17 % un día después de la inesperada dimisión de Vikram Pandit al frente del banco, que a partir de ahora estará dirigido por Michael Corbat.La desgana generalizada con la que fueron recibidos los resultados esta jornada se extendió también hasta el fabricante de refrescos PepsiCo, que se dejó el 0,28 % después de anunciar que en los nueve primeros meses del año obtuvo un beneficio neto de 4.547 millones de dólares, un 10 % menos interanual.Después del cierre de la sesión la temporada de resultados en Estados Unidos prosiguió de la mano de la emisora de tarjetas de crédito American Express, que pese a haber acabado el día con un ascenso del 1,26 % registraba un retroceso del 0,13 % en las operaciones electrónicas.También tras el cierre difundió sus cuentas la firma de internet eBay, que también bajaba en las operaciones electrónicas (-0,37 %) a pesar de que en el tercer trimestre del año su beneficio neto se incrementó en un 22 %, hasta los 597 millones de dólares.

La recuperación del mercado inmobiliario a la que apuntan los últimos datos de construcción de casas en Estados Unidos consiguió contrarrestar hoy el efecto negativo que ejercieron sobre Wall Street los decepcionantes resultados empresariales de las tecnológicas IBM e Intel.El Dow Jones de Industriales, el índice de referencia de la principal plaza financiera del mundo, salvó esta tercera jornada de la semana con un ínfimo avance del 0,04 % o 5,22 puntos para acabar en las 13.557 unidades, que además le sirvió para encadenar cuatro jornadas consecutivas al alza.La subida fue posible gracias al aumento del 15 % que registró la construcción de casas en Estados Unidos en septiembre, cuando alcanzó su nivel más elevado en más de cuatro años en lo que todo parece indicar a una revitalización del mercado de la vivienda de este país, uno de los más golpeados por la crisis de 2008.El dato sostuvo durante toda la sesión a Wall Street, aupado además por el cierre decididamente alcista de las bolsas europeas, en concreto del parqué madrileño, que se revalorizó el 2,37 %, seguido por Milán (1,56 %), París (0,76 %) y Londres (0,69 %), entre otras.Detrás de esas subidas se escondió la decisión de la agencia de calificación Moody's de mantener la nota de la deuda española y sobre todo su asunción de que España pedirá una "línea de crédito preventiva" al fondo de rescate europeo que permitirá activar las compras de deuda anunciadas por el Banco Central Europeo.Pero el parqué neoyorquino se veía presionado a la baja por el mal recibimiento que tuvieron entre los inversores las cuentas que presentaron el martes tras el cierre de los mercados IBM e Intel, que provocaron que el sector tecnológico fuera el único que bajó esta sesión, el 0,43 % en su conjunto.IBM ganó en los primeros nueves meses del año 10.771 millones de dólares, el 3,9 % más interanual, pero sus ingresos no alcanzaron las expectativas de los operadores, mientras que Intel ganó 8.537 millones de dólares hasta septiembre, un 8 % menos en términos interanuales.Así, esas dos firmas informáticas capitanearon el terreno negativo del Dow Jones con unas fuertes caídas del 4,91 % y el 2,51 %, respectivamente, mientras que otra de las empresas de ese índice que presentó hoy sus resultados, Bank of America, se anotó un retroceso más moderado, del 0,21 %.El segundo mayor banco de Estados Unidos por activos desveló que en el tercer trimestre ganó 340 millones de dólares, frente a los 6.200 millones del mismo periodo del año precedente, aunque hasta septiembre consiguió abandonar las pérdidas y anotarse unas ganancias de 3.456 millones de dólares.En cualquier caso, en el sector financiero la mirada de los inversores siguió puesta en Citigroup, que se anotó una sólida subida del 3,17 % un día después de la inesperada dimisión de Vikram Pandit al frente del banco, que a partir de ahora estará dirigido por Michael Corbat.La desgana generalizada con la que fueron recibidos los resultados esta jornada se extendió también hasta el fabricante de refrescos PepsiCo, que se dejó el 0,28 % después de anunciar que en los nueve primeros meses del año obtuvo un beneficio neto de 4.547 millones de dólares, un 10 % menos interanual.Después del cierre de la sesión la temporada de resultados en Estados Unidos prosiguió de la mano de la emisora de tarjetas de crédito American Express, que pese a haber acabado el día con un ascenso del 1,26 % registraba un retroceso del 0,13 % en las operaciones electrónicas.También tras el cierre difundió sus cuentas la firma de internet eBay, que también bajaba en las operaciones electrónicas (-0,37 %) a pesar de que en el tercer trimestre del año su beneficio neto se incrementó en un 22 %, hasta los 597 millones de dólares.

Más noticias

0 Comentarios