Los Yanquis pierden ante los Tigres y a Jeter por lo que resta de temporada

Noche para el olvido de los Yanquis de Nueva York que no sólo perdieron en el duodécimo episodio por 6-4 ante los Tigres de Detroit en el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana sino que también al veterano campocorto, el estelar Derek Jeter.Jeter tuvo que ser sacado del diamante del Yankee Stadium por las asistencias del equipo cuando en la duodécima entrada intentó tirarse en picado para capturar una pelota por tierra que había pegado el torpedero dominicano Jhonny Peralta y sufrió la fractura del tobillo izquierdo.La lesión llegó en el peor momento para los Yanquis y el propio Jeter que buscaba conseguir esta temporada los 3.000 imparables.El manejador de los Yanquis, Joe Girardi, se mostró desolado al concluir el partido no tanto por la derrota sino por la confirmación que tuvo que hacer de la gravedad de la lesión sufrida por Jeter, de 38 años."Su tobillo está fracturado", declaró Girardi. "Será baja por al menos tres meses, pero la lesión no pone en peligro la continuidad de su carrera".Jeter puso el pie izquierdo en posición de avanzar para hacer la captura de la pelota, algo que consiguió, pero luego cayó al suelo y rodó para quedarse inmovilizado y con muestras de dolor mientras tiró la pelota hacia la primera base.El propio Girardi y el preparador físico de los Yanquis, Steve Donohue corrieron inmediatamente hacia Jeter para asistir al veterano capitán del equipo, que tuvieron que ayudarlo a incorporarse y a sacarlo fuera del campo entre ambos.Jeter no podía poner el pie izquierdo sobre el suelo, mientras que los aficionados comenzaron a corear "¡Derek Jeter, Derek Jeter, Derek Jeter!" cuando se iba camino de los vestuarios, aunque en la cara de los fanáticos podía verse la tristeza y la frustración por lo ocurrido al gran símbolo ganador del equipo.Jeter se une al cerrador panameño, el veterano estelar Mariano Rivera, que es baja por lesión con el equipo desde el comienzo de temporada, al sufrir también una grave lesión.Girardi decidió que fuese Jayson Nix el que se encargase de ocupar el puesto de Jeter.La lesión de Jeter se produjo cuando los Yanquis estaban ya abajo 5-4 en la pizarra después que el bateador designado Delmon Young pegó doble impulsador.La baja de Jeter cayó como un jarro de agua fría en el entusiasmo de los seguidores de los Yanquis que estaban eufóricos después que el veterano bateador cubano americano Raúl Ibáñez, de 40 años, volvió a pegar jonrón milagroso de dos carreras en el noveno episodio para empatar la pizarra (4-4) y mandar el juego a extra innings.Anteriormente, otro veterano, el jardinero japonés Ichiro Suzuki también había botado la pelota fuera del parque con un corredor en circulación para poner el parcial en 4-2 y comenzar una remontada que esta vez no cristalizó en triunfo como sucedió por dos veces en la serie de división ante los Orioles de BaltimoreLos Yanquis jugarán el domingo el segundo partido de la serie al mejor de siete y lo harán en el mismo escenario del Yankee Stadium, donde esperan empatar la serie antes de viajar al Comerica Park de Detroit.Los Bombarderos del Bronx, sin Jeter en la novena, decidieron ocupar su plaza dentro del equipo por el dominicano Eduardo Núñez, que había sido dado de baja de la plantilla para la Serie de Campeonato de la Americana porque tuvo que dejar espacio a la llegada del relevista Cody Eppley.

Noche para el olvido de los Yanquis de Nueva York que no sólo perdieron en el duodécimo episodio por 6-4 ante los Tigres de Detroit en el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana sino que también al veterano campocorto, el estelar Derek Jeter.Jeter tuvo que ser sacado del diamante del Yankee Stadium por las asistencias del equipo cuando en la duodécima entrada intentó tirarse en picado para capturar una pelota por tierra que había pegado el torpedero dominicano Jhonny Peralta y sufrió la fractura del tobillo izquierdo.La lesión llegó en el peor momento para los Yanquis y el propio Jeter que buscaba conseguir esta temporada los 3.000 imparables.El manejador de los Yanquis, Joe Girardi, se mostró desolado al concluir el partido no tanto por la derrota sino por la confirmación que tuvo que hacer de la gravedad de la lesión sufrida por Jeter, de 38 años."Su tobillo está fracturado", declaró Girardi. "Será baja por al menos tres meses, pero la lesión no pone en peligro la continuidad de su carrera".Jeter puso el pie izquierdo en posición de avanzar para hacer la captura de la pelota, algo que consiguió, pero luego cayó al suelo y rodó para quedarse inmovilizado y con muestras de dolor mientras tiró la pelota hacia la primera base.El propio Girardi y el preparador físico de los Yanquis, Steve Donohue corrieron inmediatamente hacia Jeter para asistir al veterano capitán del equipo, que tuvieron que ayudarlo a incorporarse y a sacarlo fuera del campo entre ambos.Jeter no podía poner el pie izquierdo sobre el suelo, mientras que los aficionados comenzaron a corear "¡Derek Jeter, Derek Jeter, Derek Jeter!" cuando se iba camino de los vestuarios, aunque en la cara de los fanáticos podía verse la tristeza y la frustración por lo ocurrido al gran símbolo ganador del equipo.Jeter se une al cerrador panameño, el veterano estelar Mariano Rivera, que es baja por lesión con el equipo desde el comienzo de temporada, al sufrir también una grave lesión.Girardi decidió que fuese Jayson Nix el que se encargase de ocupar el puesto de Jeter.La lesión de Jeter se produjo cuando los Yanquis estaban ya abajo 5-4 en la pizarra después que el bateador designado Delmon Young pegó doble impulsador.La baja de Jeter cayó como un jarro de agua fría en el entusiasmo de los seguidores de los Yanquis que estaban eufóricos después que el veterano bateador cubano americano Raúl Ibáñez, de 40 años, volvió a pegar jonrón milagroso de dos carreras en el noveno episodio para empatar la pizarra (4-4) y mandar el juego a extra innings.Anteriormente, otro veterano, el jardinero japonés Ichiro Suzuki también había botado la pelota fuera del parque con un corredor en circulación para poner el parcial en 4-2 y comenzar una remontada que esta vez no cristalizó en triunfo como sucedió por dos veces en la serie de división ante los Orioles de BaltimoreLos Yanquis jugarán el domingo el segundo partido de la serie al mejor de siete y lo harán en el mismo escenario del Yankee Stadium, donde esperan empatar la serie antes de viajar al Comerica Park de Detroit.Los Bombarderos del Bronx, sin Jeter en la novena, decidieron ocupar su plaza dentro del equipo por el dominicano Eduardo Núñez, que había sido dado de baja de la plantilla para la Serie de Campeonato de la Americana porque tuvo que dejar espacio a la llegada del relevista Cody Eppley.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios