El alguacil de Los Ángeles acepta reformas sobre el manejo de las cárceles

El alguacil de Los Ángeles, Lee Baca, anunció hoy que acepta todas las recomendaciones de una comisión que recientemente evaluó el manejo de las cárceles del condado a su cargo y denunció una política de abuso de fuerza contra los presos.El principal cambio aceptado por Baca consiste en el nombramiento de un inspector general externo, que tendrá autoridad para realizar investigaciones tanto en el sistema carcelario como dentro del departamento del alguacil.Baca manifestó hoy en rueda de prensa su intención de "cumplir todas y cada una de las recomendaciones" del informe, al asegurar que, de esa manera, Los Ángeles tendrá un sistema de prisiones "más fuerte y seguro".Sin embargo, el alguacil aclaró que no tiene intención de sancionar a los administradores de las cárceles por las irregularidades denunciadas por la comisión, sobre las cuales anteriormente había alegado desconocimiento.En su reporte, presentado el viernes, la Comisión Ciudadana sobre Violencia en las Cárceles recomendó 63 reformas, entre las que se incluían cambios en el manejo y sanciones más fuertes por exceso de fuerza y deshonestidad, así como la creación de un grupo civil de supervisión.El informe responsabilizó al alguacil Baca y a su línea inmediata de comando de la aplicación rutinaria de "fuerza excesiva e innecesaria" contra los presos y recomendó que las diferentes entidades de vigilancia que manejan las cárceles se consoliden en una sola oficina que reporte directamente ante la Junta de Supervisores de Los Ángeles.Según cifras del condado, cerca de 20.000 personas están recluidas en el sistema carcelario de Los Ángeles, que comprende ocho instalaciones y es el más grande del país.

El alguacil de Los Ángeles, Lee Baca, anunció hoy que acepta todas las recomendaciones de una comisión que recientemente evaluó el manejo de las cárceles del condado a su cargo y denunció una política de abuso de fuerza contra los presos.El principal cambio aceptado por Baca consiste en el nombramiento de un inspector general externo, que tendrá autoridad para realizar investigaciones tanto en el sistema carcelario como dentro del departamento del alguacil.Baca manifestó hoy en rueda de prensa su intención de "cumplir todas y cada una de las recomendaciones" del informe, al asegurar que, de esa manera, Los Ángeles tendrá un sistema de prisiones "más fuerte y seguro".Sin embargo, el alguacil aclaró que no tiene intención de sancionar a los administradores de las cárceles por las irregularidades denunciadas por la comisión, sobre las cuales anteriormente había alegado desconocimiento.En su reporte, presentado el viernes, la Comisión Ciudadana sobre Violencia en las Cárceles recomendó 63 reformas, entre las que se incluían cambios en el manejo y sanciones más fuertes por exceso de fuerza y deshonestidad, así como la creación de un grupo civil de supervisión.El informe responsabilizó al alguacil Baca y a su línea inmediata de comando de la aplicación rutinaria de "fuerza excesiva e innecesaria" contra los presos y recomendó que las diferentes entidades de vigilancia que manejan las cárceles se consoliden en una sola oficina que reporte directamente ante la Junta de Supervisores de Los Ángeles.Según cifras del condado, cerca de 20.000 personas están recluidas en el sistema carcelario de Los Ángeles, que comprende ocho instalaciones y es el más grande del país.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios