La cuesta de enero llega a Wall Street

Al cierre de la jornada de contrataciones en el parque neoyorquino, el índice Dow Jones de industriales bajó un 0,82% (-135,31 puntos) y cerró en los 16.441,35 enteros. EFE/Archivo Al cierre de la jornada de contrataciones en el parque neoyorquino, el índice Dow Jones de industriales bajó un 0,82% (-135,31 puntos) y cerró en los 16.441,35 enteros. EFE/Archivo

Al cierre de la jornada de contrataciones en el parque neoyorquino, el índice Dow Jones de industriales bajó un 0,82% (-135,31 puntos) y cerró en los 16.441,35 enteros. EFE/Archivo

El cambio de calendario sentó mal a Wall Street y, después del sprint final de 2013 con máximos históricos, los mercados cayeron en la primera sesión del año, dando así por inaugurada la clásica cuesta de enero con unas pérdidas del 0,82 % en el Dow Jones, su peor apertura del año desde 2008.La ilusión navideña que había impregnado el parqué neoyorquino se desvaneció, al menos puntualmente, con la llegada del 2014 que registró unos datos negativos que plantean a los inversores si se tratará de un simple descanso o se asentará como una realidad de este año, marcada por la reducción progresiva del estímulo monetario procedente de la Reserva Federal.En cualquier caso, las pérdidas fueron casi idénticas tanto en el índice de referencia del parqué neoyorquino como en el selectivo S&P 500 y el compuesto Nasdaq, a la vez que Wall Street fue el último en cerrar una jornada de pérdidas a nivel internacional, comenzada por Asia, continuada por Europa y con un desenlace coherente en Estados Unidos.Ante esta tendencia universal, poco pudieron hacer los datos locales positivos divulgados hoy, en los que se registró que el sector manufacturero creció en diciembre por séptimo mes consecutivo, la economía en general creció por 55 mes consecutivo y la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo disminuyó en 2.000 y se situó en las 339.000.Aún así, los números bajaron y solo tres de los títulos del Dow Jones de Industriales se salvaron de la quema, entre ellos, curiosamente, la única compañía que cerró 2013 con pérdidas, la aeronáutica Boeing.Con el descenso de hoy, muy bien se tendrían que dar las cosas mañana para dar la vuelta a la situación, aunque todo es posible en Wall Street, como quedó más que demostrado en el último año.Hoy, en lo empresarial, los analistas y las agencias de calificación fueron las que marcaron los comportamientos más acentuados: Bank of America creció un 3,4 %, después de varios informes de analistas que recomendaron sus acciones, al contrario que Apple, que perdió casi un 1,5 %, después de que un estudio de Wells Fargo bajara su graduación.Dando también la vuelta al fin de año, pero en este caso para bien, Twitter fue la única que tuvo datos disparados hacia arriba con unas ganancias del 6 % que le desquitaron de la primera caída en su breve historia bursátil.Mateo Sancho Cardiel

El cambio de calendario sentó mal a Wall Street y, después del sprint final de 2013 con máximos históricos, los mercados cayeron en la primera sesión del año, dando así por inaugurada la clásica cuesta de enero con unas pérdidas del 0,82 % en el Dow Jones, su peor apertura del año desde 2008.La ilusión navideña que había impregnado el parqué neoyorquino se desvaneció, al menos puntualmente, con la llegada del 2014 que registró unos datos negativos que plantean a los inversores si se tratará de un simple descanso o se asentará como una realidad de este año, marcada por la reducción progresiva del estímulo monetario procedente de la Reserva Federal.En cualquier caso, las pérdidas fueron casi idénticas tanto en el índice de referencia del parqué neoyorquino como en el selectivo S&P 500 y el compuesto Nasdaq, a la vez que Wall Street fue el último en cerrar una jornada de pérdidas a nivel internacional, comenzada por Asia, continuada por Europa y con un desenlace coherente en Estados Unidos.Ante esta tendencia universal, poco pudieron hacer los datos locales positivos divulgados hoy, en los que se registró que el sector manufacturero creció en diciembre por séptimo mes consecutivo, la economía en general creció por 55 mes consecutivo y la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo disminuyó en 2.000 y se situó en las 339.000.Aún así, los números bajaron y solo tres de los títulos del Dow Jones de Industriales se salvaron de la quema, entre ellos, curiosamente, la única compañía que cerró 2013 con pérdidas, la aeronáutica Boeing.Con el descenso de hoy, muy bien se tendrían que dar las cosas mañana para dar la vuelta a la situación, aunque todo es posible en Wall Street, como quedó más que demostrado en el último año.Hoy, en lo empresarial, los analistas y las agencias de calificación fueron las que marcaron los comportamientos más acentuados: Bank of America creció un 3,4 %, después de varios informes de analistas que recomendaron sus acciones, al contrario que Apple, que perdió casi un 1,5 %, después de que un estudio de Wells Fargo bajara su graduación.Dando también la vuelta al fin de año, pero en este caso para bien, Twitter fue la única que tuvo datos disparados hacia arriba con unas ganancias del 6 % que le desquitaron de la primera caída en su breve historia bursátil.Mateo Sancho Cardiel

Más noticias

0 Comentarios