El desempleo entre los hispanos baja del 10 % por primera desde enero de 2009

El índice de desempleo entre la población hispana de Estados Unidos bajó al 9,9 % en septiembre y cae de la barrera del 10 %, que ha superado consecutivamente durante casi todo el mandato del presidente, Barack Obama.El dato de septiembre dado a conocer hoy por el Departamento de Trabajo es tres décimas inferior al 10,2 % registrado en agosto y está por debajo del máximo de 13,1 % de noviembre de 2010.No obstante, el dato entre hispanos sigue siendo considerablemente superior a la media nacional, que en septiembre bajó al 7,8 por ciento, tres décimas menos que en agosto.El mercado laboral estadounidense creó en septiembre 114.000 nuevos empleos, mientras que el Departamento de Trabajo revisó hoy al alza los datos de creación de empleo neta en agosto y julio, que fueron de 142.000 y 181.000 puestos de trabajo, respectivamente.Los sectores con más desempleo en septiembre fueron la construcción, la agricultura o la hostelería, mientras que los que mejor mes tuvieron fueron los de actividades financieras, educación y sanidad y transporte y logística.El sector privado creó 104.000 puestos netos de trabajo, especialmente en los apartados de salud y educación, transporte y logística y negocios financieros, lo que compensó una caída en manufactureras.Los datos de septiembre del Departamento de Trabajo se realizaron teniendo en cuenta una población hispana de 36,96 millones, con una población activa de 24,47 millones, lo que supone un aumento de 125.000 personas.La tasa de participación laboral de los hispanos en septiembre creció dos décimas hasta el 66,2 por ciento, con 22,05 millones de personas empleadas, un aumento de 185.000 personas respecto a agosto.El número de latinos desempleados descendió en 60.000 personas hasta los 2,42 millones.El empleo es una de las grandes preocupaciones de la población hispana y uno de los datos que podrían decidir la inclinación del voto en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre, en las que Obama se juega un segundo mandato frente al republicano Mitt Romney.Pese a todo, las encuestas dan un mayoritario apoyo a Obama entre los hispanos con derecho a voto, que pueden ser decisivos en varios estados clave para las presidenciales.La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo hoy en una entrevista al canal CNBC que aún "queda más por hacer", algo en lo que coincidió la Casa Blanca a través de Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos.Obama dijo hoy en un evento electoral en el estado de Virginia que la caída del desempleo en septiembre es "un recuerdo de que hemos ido demasiado lejos como para volver atrás", en referencia a las políticas republicanas de su predecesor George W. Bush.El presidente recordó que en los últimos dos años y medio la economía estadounidense ha creado 5,2 millones de puestos de trabajo, mientras que cuando llegó a la Casa Blanca se perdían 800.000 empleos al mes.Su rival en las elecciones, Romney, señaló también desde un evento electoral en Virginia que en septiembre se han creado menos empleos que en agosto y que la calidad de los trabajos sigue siendo mala, algo que no consideró una verdadera recuperación.El republicano reiteró que hay aún "23 millones de estadounidenses que no tienen empleo, han dejado de buscarlo o no pueden encontrar un empleo a tiempo completo".Romney dijo que el empleo será su prioridad si llega a la Casa Blanca y ha prometido que creará 12 millones de puestos de trabajo durante su eventual mandato.El dato de desempleo de octubre, que se conocerá cuatro días antes de las elecciones, será el último antes de que la comunidad hispana se dirija a las urnas y será clave para saber si se mantiene la tendencia de reducción del paro latino.

El índice de desempleo entre la población hispana de Estados Unidos bajó al 9,9 % en septiembre y cae de la barrera del 10 %, que ha superado consecutivamente durante casi todo el mandato del presidente, Barack Obama.El dato de septiembre dado a conocer hoy por el Departamento de Trabajo es tres décimas inferior al 10,2 % registrado en agosto y está por debajo del máximo de 13,1 % de noviembre de 2010.No obstante, el dato entre hispanos sigue siendo considerablemente superior a la media nacional, que en septiembre bajó al 7,8 por ciento, tres décimas menos que en agosto.El mercado laboral estadounidense creó en septiembre 114.000 nuevos empleos, mientras que el Departamento de Trabajo revisó hoy al alza los datos de creación de empleo neta en agosto y julio, que fueron de 142.000 y 181.000 puestos de trabajo, respectivamente.Los sectores con más desempleo en septiembre fueron la construcción, la agricultura o la hostelería, mientras que los que mejor mes tuvieron fueron los de actividades financieras, educación y sanidad y transporte y logística.El sector privado creó 104.000 puestos netos de trabajo, especialmente en los apartados de salud y educación, transporte y logística y negocios financieros, lo que compensó una caída en manufactureras.Los datos de septiembre del Departamento de Trabajo se realizaron teniendo en cuenta una población hispana de 36,96 millones, con una población activa de 24,47 millones, lo que supone un aumento de 125.000 personas.La tasa de participación laboral de los hispanos en septiembre creció dos décimas hasta el 66,2 por ciento, con 22,05 millones de personas empleadas, un aumento de 185.000 personas respecto a agosto.El número de latinos desempleados descendió en 60.000 personas hasta los 2,42 millones.El empleo es una de las grandes preocupaciones de la población hispana y uno de los datos que podrían decidir la inclinación del voto en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre, en las que Obama se juega un segundo mandato frente al republicano Mitt Romney.Pese a todo, las encuestas dan un mayoritario apoyo a Obama entre los hispanos con derecho a voto, que pueden ser decisivos en varios estados clave para las presidenciales.La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo hoy en una entrevista al canal CNBC que aún "queda más por hacer", algo en lo que coincidió la Casa Blanca a través de Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos.Obama dijo hoy en un evento electoral en el estado de Virginia que la caída del desempleo en septiembre es "un recuerdo de que hemos ido demasiado lejos como para volver atrás", en referencia a las políticas republicanas de su predecesor George W. Bush.El presidente recordó que en los últimos dos años y medio la economía estadounidense ha creado 5,2 millones de puestos de trabajo, mientras que cuando llegó a la Casa Blanca se perdían 800.000 empleos al mes.Su rival en las elecciones, Romney, señaló también desde un evento electoral en Virginia que en septiembre se han creado menos empleos que en agosto y que la calidad de los trabajos sigue siendo mala, algo que no consideró una verdadera recuperación.El republicano reiteró que hay aún "23 millones de estadounidenses que no tienen empleo, han dejado de buscarlo o no pueden encontrar un empleo a tiempo completo".Romney dijo que el empleo será su prioridad si llega a la Casa Blanca y ha prometido que creará 12 millones de puestos de trabajo durante su eventual mandato.El dato de desempleo de octubre, que se conocerá cuatro días antes de las elecciones, será el último antes de que la comunidad hispana se dirija a las urnas y será clave para saber si se mantiene la tendencia de reducción del paro latino.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios