Los dominicanos en EE.UU. envían una parte mayor de su salario a su país

"Los dominicanos son una población latina de menor ingreso en Estados Unidos. Viven en una zona cara en Nueva York, y entonces tienen un costo de vida alto con ingresos bajos", explicó el experto. EFE/Archivo "Los dominicanos son una población latina de menor ingreso en Estados Unidos. Viven en una zona cara en Nueva York, y entonces tienen un costo de vida alto con ingresos bajos", explicó el experto. EFE/Archivo

"Los dominicanos son una población latina de menor ingreso en Estados Unidos. Viven en una zona cara en Nueva York, y entonces tienen un costo de vida alto con ingresos bajos", explicó el experto. EFE/Archivo

Entre los inmigrantes que ganan menos dinero en Estados Unidos los dominicanos son quienes toman un porcentaje mayor de sus ingresos para enviar a su país, según informó Manuel Orozco, director de remesas y desarrollo del centro de investigación Diálogo Interamericano.Orozco explicó que entre aquellos cuyos ingresos al año son de 25.000 dólares o menos, los procedentes de República Dominicana toman en promedio el 19 % de su salario para enviarlo a su país, comparado con el 14 % del sueldo que promedian los hondureños y del 13 % de los mexicanos.Esto significa que si, por ejemplo, un inmigrante dominicano tiene ingresos por 25.000 anuales, envía a su país 4.750 dólares en un año."Los dominicanos son una población latina de menor ingreso en Estados Unidos. Viven en una zona cara en Nueva York, y entonces tienen un costo de vida alto con ingresos bajos", explicó el experto.Dado que intentan enviar una cantidad fija al mes, ello explica que su esfuerzo de ahorro sea superior comparado con el de otros inmigrantes.El experto desglosó cuál es el esfuerzo en función del volumen global de ingresos y del estatus legal de los trabajadores.El 90 por ciento de los trabajadores indocumentados en este país percibe salarios anuales de 25.000 dólares o menos, en promedio, y de esa cantidad sus envíos representan el 11 por ciento.Aquellos inmigrantes que cuentan con permiso temporal en Estados Unidos y cuyos ingresos son menores de los 25.000 dólares por año hacen transferencias que representan el 13 por ciento de sus entradas.Por su lado, los residentes permanentes con ingresos anuales de 25.000 dólares o menos envían el 19 por ciento, en tanto que los que son ciudadanos con el mismo rango salarial hacen giros del 12 por ciento.Entre los inmigrantes que perciben salarios superiores a los 25.000 dólares anuales, los ecuatorianos son quienes toman una mayor parte proporcional para hacer giros a sus países, con el 10 % de su ingreso, afirmó.El especialista en el tema dijo que los mexicanos y los nicaragüenses que tienen ganancias por encima a los 25.000 dólares envían un promedio del 9 % de sus salarios cada uno.Explicó igualmente que los salvadoreños que ganan salarios superiores a los 25.000 dólares anuales mandan del orden de un 6 % de sus ingresos a El Salvador, pero los que perciben sueldos de 25.000 dólares o menos envían un 12 %.Los inmigrantes indocumentados que perciben salarios anuales por encima de los 25.000 dólares hacen giros que representan el 10 % de su ingreso, en tanto que aquellos con el mismo rango salarial, pero que tienen un permiso temporal, envían el 9 %, añadió.Los residentes permanentes con entradas financieras superiores a los 25.000 dólares hacen giros por el 7 % de su ingreso, mientras que los ciudadanos con sueldos similares los hacen por el 6 %, informó el especialista.El centro de investigación Diálogo Interamericano considera que la política migratoria de la administración de Barack Obama ha influido en 2013 en el flujo de remesas enviadas por los inmigrantes hispanos a sus países.El experto Manuel Orozco piensa que el poco aumento en las remesas responde a la caída de la inmigración y al incremento de las deportaciones que impactó a cerca de 700.000 mexicanos durante 2013.En el caso de México, se envió menos dinero que durante 2010 pero con mayor frecuencia.Orozco dijo que los envíos disminuyeron en un 9 %, comparado con 2010, pero que se hicieron en 13 giros monetarios en lugar de los 12 promediados por ejemplo durante 2012.

Entre los inmigrantes que ganan menos dinero en Estados Unidos los dominicanos son quienes toman un porcentaje mayor de sus ingresos para enviar a su país, según informó Manuel Orozco, director de remesas y desarrollo del centro de investigación Diálogo Interamericano.Orozco explicó que entre aquellos cuyos ingresos al año son de 25.000 dólares o menos, los procedentes de República Dominicana toman en promedio el 19 % de su salario para enviarlo a su país, comparado con el 14 % del sueldo que promedian los hondureños y del 13 % de los mexicanos.Esto significa que si, por ejemplo, un inmigrante dominicano tiene ingresos por 25.000 anuales, envía a su país 4.750 dólares en un año."Los dominicanos son una población latina de menor ingreso en Estados Unidos. Viven en una zona cara en Nueva York, y entonces tienen un costo de vida alto con ingresos bajos", explicó el experto.Dado que intentan enviar una cantidad fija al mes, ello explica que su esfuerzo de ahorro sea superior comparado con el de otros inmigrantes.El experto desglosó cuál es el esfuerzo en función del volumen global de ingresos y del estatus legal de los trabajadores.El 90 por ciento de los trabajadores indocumentados en este país percibe salarios anuales de 25.000 dólares o menos, en promedio, y de esa cantidad sus envíos representan el 11 por ciento.Aquellos inmigrantes que cuentan con permiso temporal en Estados Unidos y cuyos ingresos son menores de los 25.000 dólares por año hacen transferencias que representan el 13 por ciento de sus entradas.Por su lado, los residentes permanentes con ingresos anuales de 25.000 dólares o menos envían el 19 por ciento, en tanto que los que son ciudadanos con el mismo rango salarial hacen giros del 12 por ciento.Entre los inmigrantes que perciben salarios superiores a los 25.000 dólares anuales, los ecuatorianos son quienes toman una mayor parte proporcional para hacer giros a sus países, con el 10 % de su ingreso, afirmó.El especialista en el tema dijo que los mexicanos y los nicaragüenses que tienen ganancias por encima a los 25.000 dólares envían un promedio del 9 % de sus salarios cada uno.Explicó igualmente que los salvadoreños que ganan salarios superiores a los 25.000 dólares anuales mandan del orden de un 6 % de sus ingresos a El Salvador, pero los que perciben sueldos de 25.000 dólares o menos envían un 12 %.Los inmigrantes indocumentados que perciben salarios anuales por encima de los 25.000 dólares hacen giros que representan el 10 % de su ingreso, en tanto que aquellos con el mismo rango salarial, pero que tienen un permiso temporal, envían el 9 %, añadió.Los residentes permanentes con entradas financieras superiores a los 25.000 dólares hacen giros por el 7 % de su ingreso, mientras que los ciudadanos con sueldos similares los hacen por el 6 %, informó el especialista.El centro de investigación Diálogo Interamericano considera que la política migratoria de la administración de Barack Obama ha influido en 2013 en el flujo de remesas enviadas por los inmigrantes hispanos a sus países.El experto Manuel Orozco piensa que el poco aumento en las remesas responde a la caída de la inmigración y al incremento de las deportaciones que impactó a cerca de 700.000 mexicanos durante 2013.En el caso de México, se envió menos dinero que durante 2010 pero con mayor frecuencia.Orozco dijo que los envíos disminuyeron en un 9 %, comparado con 2010, pero que se hicieron en 13 giros monetarios en lugar de los 12 promediados por ejemplo durante 2012.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios