El electorado latino pide que se luche contra la discriminación en el trabajo

La lucha contra la discriminación de los latinos en el trabajo debe ser una prioridad para el presidente que resulte elegido el próximo noviembre, puesto que ésta es un motivo de preocupación generalizado entre los hispanos, según coincidieron hoy en señalar expertos y líderes de esta comunidad.Diversos expertos en la materia se reunieron en una mesa redonda celebrada en la sede de la Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por su sigla en inglés) en Washington, la principal federación sindical de EE.UU.En ella, se trató de responder a la pregunta "¿Qué se juegan los latinos en las elecciones de 2012?", por lo que se pusieron sobre la mesa distintas dificultades con las que se encuentra esta comunidad, como las barreras en el acceso al crédito, las malas condiciones laborales y, sobretodo, la discriminación.Fue la ponente más joven, la activista y "dreamer" -perteneciente al grupo de jóvenes inmigrantes indocumentados que crecieron en EE.UU.- Neidi Domínguez quien abrió la veda: "Nos sentimos atacados y discriminados como comunidad. Me gustaría ver a quienquiera que gane las elecciones esforzarse de verdad para descriminalizar a los latinos", sentenció.Además, Domínguez pidió al futuro presidente sensibilidad con aquellas cuestiones que afectan a los inmigrantes: "debemos asegurarnos que cuando (el presidente) hable de inmigración, sepa que está hablando de nosotros, de mí, de mi familia, no sólo de política, sino de la vida de personas".A la joven "dreamer" se añadió la presidenta del Consejo Nacional de la Raza, la mayor asociación en defensa de los derechos de los hispanos de EE.UU., Janet Murguía."Si los latinos nos concienciamos de la fuerza que tenemos como comunidad y nos comprometemos con la causa, podemos transformar la manera en cómo se hace política. Pero debemos actuar y participar", aseguró.Murguía se mostró convencida de que el voto latino será decisivo para las elecciones del próximo 6 de noviembre, puesto que en los estados "swing" como Florida, Colorado u Ohio, "la presencia latina es muy importante", añadió.El debate, que fue moderado por la presentadora de televisión y líder de opinión latina Teresa Rodríguez, también entró en otras cuestiones a las que el presidente que salga elegido en noviembre deberá hacer frente si quiere contentar a la comunidad hispana, como la dificultad con la que se encuentran muchos latinos a la hora de pedir un préstamo."La falta de acceso a créditos de la comunidad latina es un gran problema, puesto que dificulta la puesta en marcha de nuevos negocios y la creación de empleos dentro de la comunidad", explicó la presidenta del Consejo Nacional de la Raza.Ante esta situación, el experto en finanzas de la comunidad latina Mike Periu -hijo de inmigrantes cubanos-, aseguró que es "muy necesario" que, desde la Casa Blanca, se impulse una renovación del sistema financiero."Hay compañías en California, Florida y Nueva York que están desarrollando métodos innovadores para facilitar el crédito a nuevas empresas", puso como ejemplo de los modelos que deberían seguirse para que los préstamos se vuelvan accesibles también para la comunidad latina."Sin embargo", alertó, "además del crédito, hay que reforzar la educación financiera, puesto que contraer un préstamo conlleva siempre una fuerte responsabilidad"."Si alguien que trata de venderte un producto crediticio es más listo que tú, sabe más que tú y, además, tú estás totalmente desinformado, probablemente se aprovechará de la situación", ejemplificó.Añadió que los latinos tienen que "aprender a protegerse a sí mismos", algo que sólo lograrán "mediante la educación y la información".La situación de vulnerabilidad laboral por la que pasan muchos hispanos fue otro de los temas abordados, sobre los que el presidente de la Asociación Hispana MALDEF, Thomas A. Saenz, puso como ejemplos a los trabajadores domésticos y agrarios, dos sectores en los que los que "los trabajadores latinos están muy representados" y en los que existen "grandes vacíos de regulación"."Debemos preguntarnos, como nación, si que se den estas situaciones en nuestro país va acorde con los valores que defendemos", sentenció.

La lucha contra la discriminación de los latinos en el trabajo debe ser una prioridad para el presidente que resulte elegido el próximo noviembre, puesto que ésta es un motivo de preocupación generalizado entre los hispanos, según coincidieron hoy en señalar expertos y líderes de esta comunidad.Diversos expertos en la materia se reunieron en una mesa redonda celebrada en la sede de la Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por su sigla en inglés) en Washington, la principal federación sindical de EE.UU.En ella, se trató de responder a la pregunta "¿Qué se juegan los latinos en las elecciones de 2012?", por lo que se pusieron sobre la mesa distintas dificultades con las que se encuentra esta comunidad, como las barreras en el acceso al crédito, las malas condiciones laborales y, sobretodo, la discriminación.Fue la ponente más joven, la activista y "dreamer" -perteneciente al grupo de jóvenes inmigrantes indocumentados que crecieron en EE.UU.- Neidi Domínguez quien abrió la veda: "Nos sentimos atacados y discriminados como comunidad. Me gustaría ver a quienquiera que gane las elecciones esforzarse de verdad para descriminalizar a los latinos", sentenció.Además, Domínguez pidió al futuro presidente sensibilidad con aquellas cuestiones que afectan a los inmigrantes: "debemos asegurarnos que cuando (el presidente) hable de inmigración, sepa que está hablando de nosotros, de mí, de mi familia, no sólo de política, sino de la vida de personas".A la joven "dreamer" se añadió la presidenta del Consejo Nacional de la Raza, la mayor asociación en defensa de los derechos de los hispanos de EE.UU., Janet Murguía."Si los latinos nos concienciamos de la fuerza que tenemos como comunidad y nos comprometemos con la causa, podemos transformar la manera en cómo se hace política. Pero debemos actuar y participar", aseguró.Murguía se mostró convencida de que el voto latino será decisivo para las elecciones del próximo 6 de noviembre, puesto que en los estados "swing" como Florida, Colorado u Ohio, "la presencia latina es muy importante", añadió.El debate, que fue moderado por la presentadora de televisión y líder de opinión latina Teresa Rodríguez, también entró en otras cuestiones a las que el presidente que salga elegido en noviembre deberá hacer frente si quiere contentar a la comunidad hispana, como la dificultad con la que se encuentran muchos latinos a la hora de pedir un préstamo."La falta de acceso a créditos de la comunidad latina es un gran problema, puesto que dificulta la puesta en marcha de nuevos negocios y la creación de empleos dentro de la comunidad", explicó la presidenta del Consejo Nacional de la Raza.Ante esta situación, el experto en finanzas de la comunidad latina Mike Periu -hijo de inmigrantes cubanos-, aseguró que es "muy necesario" que, desde la Casa Blanca, se impulse una renovación del sistema financiero."Hay compañías en California, Florida y Nueva York que están desarrollando métodos innovadores para facilitar el crédito a nuevas empresas", puso como ejemplo de los modelos que deberían seguirse para que los préstamos se vuelvan accesibles también para la comunidad latina."Sin embargo", alertó, "además del crédito, hay que reforzar la educación financiera, puesto que contraer un préstamo conlleva siempre una fuerte responsabilidad"."Si alguien que trata de venderte un producto crediticio es más listo que tú, sabe más que tú y, además, tú estás totalmente desinformado, probablemente se aprovechará de la situación", ejemplificó.Añadió que los latinos tienen que "aprender a protegerse a sí mismos", algo que sólo lograrán "mediante la educación y la información".La situación de vulnerabilidad laboral por la que pasan muchos hispanos fue otro de los temas abordados, sobre los que el presidente de la Asociación Hispana MALDEF, Thomas A. Saenz, puso como ejemplos a los trabajadores domésticos y agrarios, dos sectores en los que los que "los trabajadores latinos están muy representados" y en los que existen "grandes vacíos de regulación"."Debemos preguntarnos, como nación, si que se den estas situaciones en nuestro país va acorde con los valores que defendemos", sentenció.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios