Las empresas hispanas siguen adelante pese a la crisis

Las empresas hispanas enfrentan los mismos retos que otras ante la crisis económica que afecta al país, pero la "picardía" latina podría hacer la diferencia a la hora de enfrentarlos y superarlos.Así lo considera la experta financiera Julie Stav, quien en entrevista con Efe señaló que el hecho de haber emigrado, en muchos casos por una mejor situación financiera, brinda a los hispanos de un "empuje" especial."Los negocios latinos están enfrentándose a los mismos problemas que los negocios anglosajones, pero con sus diferencias porque nosotros tenemos nuestro propio 'sabor'. En sí tenemos un sentido y espíritu empresarial especial unido al hecho de que llegamos acá para alcanzar un mejor porvenir financiero", declaró a Efe Stav.De acuerdo con la asesora, el desempleo creado por la crisis ha hecho que muchos se vean obligados a buscar alguna opción para sacar adelante a su familia y se decidan a crear su propio negocio."El hecho de que nos ha afectado aún más el nivel de desempleo, de que en muchos de nuestros hogares existe una sola fuente de ingreso en lugar de dos, ha hecho que saquemos inspiración de la desesperación y en muchos casos vemos que la crisis se ha convertido en una nueva oportunidad", señaló la experta.En opinión de Stay, uno de los sectores que está viendo un mayor crecimiento es el de las mujeres latinas empresarias.De acuerdo con datos de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC), los negocios de propietarios hispanos tienen una tasa de crecimiento tres veces mayor que la de cualquier otro grupo étnico y, en el caso de los de mujeres latinas, es cuatro veces mayor.La experta recordó cómo muchas grandes empresas que han surgido en tiempos de crisis han sido de las más exitosas, y aseveró que el espíritu empresarial latino tiene el potencial necesario para lograrlo."Este es un momento para usarlo como excusa para fracasar o usarlo como la razón para tener éxito y el latino tiene mucha candela y espíritu para trabajar", afirmó.Un informe de la Fundación Kauffman, divulgado en mayo pasado, apuntó que la tasa de actividad empresarial entre los pequeños negocios hispanos se ha mantenido a un nivel alto en comparación con años anteriores pese a la crisis, aún tras registrar una disminución de 0,56 en 2010 y 0,52 en 2011.Stav destacó el hecho de que los hispanos tengan tradicionalmente un núcleo familiar unido como una "ventaja" al crear una empresa en momentos de crisis."La familia está envuelta en muchos de los negocios hispanos, por lo que cuando hay que recortar costos podemos hacerlo porque le echamos más agua a los frijoles y comemos todos en la casa si es necesario para sacar el negocio hacia adelante", aseveró la experta.Con un poder adquisitivo de un billón de dólares, de acuerdo con el más reciente reporte de la firma de análisis financiero Nielsen, los hispanos en Estados Unidos representan una creciente fuerza económica difícil de ignorar."Siempre va a haber un producto que la gente va a necesitar o un servicio que no quieren hacer y si nosotros estamos escuchando ese vacío, vamos a poder llenar ese vacío sin cerrarnos a la maneras tradicionales de hacer negocios", dijo.La asesora destacó la importancia de incorporar las nuevas tecnologías y las redes sociales y olvidarse de la forma "anticuada" de hacer negocios para crecer.

Las empresas hispanas enfrentan los mismos retos que otras ante la crisis económica que afecta al país, pero la "picardía" latina podría hacer la diferencia a la hora de enfrentarlos y superarlos.Así lo considera la experta financiera Julie Stav, quien en entrevista con Efe señaló que el hecho de haber emigrado, en muchos casos por una mejor situación financiera, brinda a los hispanos de un "empuje" especial."Los negocios latinos están enfrentándose a los mismos problemas que los negocios anglosajones, pero con sus diferencias porque nosotros tenemos nuestro propio 'sabor'. En sí tenemos un sentido y espíritu empresarial especial unido al hecho de que llegamos acá para alcanzar un mejor porvenir financiero", declaró a Efe Stav.De acuerdo con la asesora, el desempleo creado por la crisis ha hecho que muchos se vean obligados a buscar alguna opción para sacar adelante a su familia y se decidan a crear su propio negocio."El hecho de que nos ha afectado aún más el nivel de desempleo, de que en muchos de nuestros hogares existe una sola fuente de ingreso en lugar de dos, ha hecho que saquemos inspiración de la desesperación y en muchos casos vemos que la crisis se ha convertido en una nueva oportunidad", señaló la experta.En opinión de Stay, uno de los sectores que está viendo un mayor crecimiento es el de las mujeres latinas empresarias.De acuerdo con datos de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC), los negocios de propietarios hispanos tienen una tasa de crecimiento tres veces mayor que la de cualquier otro grupo étnico y, en el caso de los de mujeres latinas, es cuatro veces mayor.La experta recordó cómo muchas grandes empresas que han surgido en tiempos de crisis han sido de las más exitosas, y aseveró que el espíritu empresarial latino tiene el potencial necesario para lograrlo."Este es un momento para usarlo como excusa para fracasar o usarlo como la razón para tener éxito y el latino tiene mucha candela y espíritu para trabajar", afirmó.Un informe de la Fundación Kauffman, divulgado en mayo pasado, apuntó que la tasa de actividad empresarial entre los pequeños negocios hispanos se ha mantenido a un nivel alto en comparación con años anteriores pese a la crisis, aún tras registrar una disminución de 0,56 en 2010 y 0,52 en 2011.Stav destacó el hecho de que los hispanos tengan tradicionalmente un núcleo familiar unido como una "ventaja" al crear una empresa en momentos de crisis."La familia está envuelta en muchos de los negocios hispanos, por lo que cuando hay que recortar costos podemos hacerlo porque le echamos más agua a los frijoles y comemos todos en la casa si es necesario para sacar el negocio hacia adelante", aseveró la experta.Con un poder adquisitivo de un billón de dólares, de acuerdo con el más reciente reporte de la firma de análisis financiero Nielsen, los hispanos en Estados Unidos representan una creciente fuerza económica difícil de ignorar."Siempre va a haber un producto que la gente va a necesitar o un servicio que no quieren hacer y si nosotros estamos escuchando ese vacío, vamos a poder llenar ese vacío sin cerrarnos a la maneras tradicionales de hacer negocios", dijo.La asesora destacó la importancia de incorporar las nuevas tecnologías y las redes sociales y olvidarse de la forma "anticuada" de hacer negocios para crecer.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios