El gobernador de Illinois inaugura un alojamiento en Chicago para estudiantes latinos

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, inauguró hoy en Chicago el alojamiento universitario La Casa para estudiantes latinos, que ofrece un lugar para vivir y estudiar a precios accesibles y cerca de las principales universidades de la ciudad.La iniciativa, que corresponde a la organización comunitaria Proyecto Resurrección del barrio Pilsen, en el suroeste de la ciudad, costó 12 millones de dólares de los cuales la Gobernación aportó 8,4 millones."La educación superior es clave para mejorar nuestra economía y preparar a los estudiantes para la fuerza laboral del futuro", dijo Quinn en la ceremonia.A su vez, el director ejecutivo del Proyecto Resurrección, Raúl Raymundo, destacó la obra como un aporte a "todos los jóvenes de nuestra comunidad que saben que un título universitario no es una opción, sino un requisito obligatorio".Raymundo dijo que en Estados Unidos hay más de 12 millones de latinos en la universidad, pero continúan siendo el grupo menos educado cuando se trata de completar una licenciatura.La Casa comenzó a recibir en junio jóvenes de barrios latinos como Pilsen, La Villita y Las Empacadoras, que habitualmente son los primeros de la familia en ir a la universidad.Se trata de un edificio de seis plantas, ubicado en las calles 18 y Paulina, frente a la plaza El Zócalo de Pilsen y en el corazón de la comunidad mexicana de Chicago.El alojamiento tiene acceso a una de las líneas del tren elevado y a varias rutas de autobuses, además de encontrarse a pocos minutos de las principales universidades y colegios comunitarios de la ciudad.En la planta baja del edificio hay espacio para recreación, recepción, una cafetería, sala de reuniones y lavandería.En las otras plantas hay dormitorios para 100 estudiantes y cocinas. Todos los gastos de gas, electricidad, agua y conexión inalámbrica a internet están incluidos en el costo del alojamiento.Cada planta cuenta además con un asistente residencial, en su mayoría estudiantes de postgrado, que ofician de mentores permanentes.Junto a La Casa funciona un Centro de Recursos para estudiantes con programas de pasantías y mentores, acceso a computadoras y salón multiuso para realizar talleres.Además de la Gobernación de Illinois, los fondos fueron aportados por fundaciones privadas y contribuciones de filántropos.

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, inauguró hoy en Chicago el alojamiento universitario La Casa para estudiantes latinos, que ofrece un lugar para vivir y estudiar a precios accesibles y cerca de las principales universidades de la ciudad.La iniciativa, que corresponde a la organización comunitaria Proyecto Resurrección del barrio Pilsen, en el suroeste de la ciudad, costó 12 millones de dólares de los cuales la Gobernación aportó 8,4 millones."La educación superior es clave para mejorar nuestra economía y preparar a los estudiantes para la fuerza laboral del futuro", dijo Quinn en la ceremonia.A su vez, el director ejecutivo del Proyecto Resurrección, Raúl Raymundo, destacó la obra como un aporte a "todos los jóvenes de nuestra comunidad que saben que un título universitario no es una opción, sino un requisito obligatorio".Raymundo dijo que en Estados Unidos hay más de 12 millones de latinos en la universidad, pero continúan siendo el grupo menos educado cuando se trata de completar una licenciatura.La Casa comenzó a recibir en junio jóvenes de barrios latinos como Pilsen, La Villita y Las Empacadoras, que habitualmente son los primeros de la familia en ir a la universidad.Se trata de un edificio de seis plantas, ubicado en las calles 18 y Paulina, frente a la plaza El Zócalo de Pilsen y en el corazón de la comunidad mexicana de Chicago.El alojamiento tiene acceso a una de las líneas del tren elevado y a varias rutas de autobuses, además de encontrarse a pocos minutos de las principales universidades y colegios comunitarios de la ciudad.En la planta baja del edificio hay espacio para recreación, recepción, una cafetería, sala de reuniones y lavandería.En las otras plantas hay dormitorios para 100 estudiantes y cocinas. Todos los gastos de gas, electricidad, agua y conexión inalámbrica a internet están incluidos en el costo del alojamiento.Cada planta cuenta además con un asistente residencial, en su mayoría estudiantes de postgrado, que ofician de mentores permanentes.Junto a La Casa funciona un Centro de Recursos para estudiantes con programas de pasantías y mentores, acceso a computadoras y salón multiuso para realizar talleres.Además de la Gobernación de Illinois, los fondos fueron aportados por fundaciones privadas y contribuciones de filántropos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios