La gobernadora de Nuevo México insiste en su lucha contra las licencias para indocumentados

La gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, reiteró hoy en una carta envida al Gobierno Federal su intención de eliminar la ley estatal que otorga licencias de conducir a indocumentados."Desafortunadamente la practica en Nuevo México de dar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados no solo significa un bien documentado peligro a la seguridad pública, sino también determina la validad y la seguridad de la licencia de conducir de Nuevo México", dijo Martínez en un comunicado de prensa.Desde que asumió su cargo como gobernadora, Martínez ha luchado por terminar con esta ley, asegurando que solamente causa corrupción y atrae a los indocumentados de otros estados para obtener licencias de conducir y luego irse a otros lugares.La mandataria republicana, que insistió en eliminar esta ley durante la próxima sección legislativa, cuestionó además cuál será el impacto que tendrá en los residentes del estado la entrada en vigor el próximo 15 de enero de la ley federal del Acta de Identificación Real, conocida en ingles como "Real ID".De acuerdo a la misiva envida por Martínez al Gobierno Federal, las licencias de conducir de Nuevo México no cumplen con los requisitos de verificación de identidad requeridos por la nueva regulación federal.La gobernadora indicó que a partir de esta fecha los residentes de Nuevo México no podrán utilizar su licencia de conducir para subir a un avión o entrar a edificios federales y laboratorios nacionales, que emplean a miles de personas en ese estado.La gobernadora dijo estar preocupada ante la posibilidad de que los residentes de Nuevo México que requieran identificarse ante el Gobierno federal no lo puedan hacer a partir de la entrada en vigor del Acta de Identificación Real, que fue aprobada por el Congreso en el 2005.

La gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, reiteró hoy en una carta envida al Gobierno Federal su intención de eliminar la ley estatal que otorga licencias de conducir a indocumentados."Desafortunadamente la practica en Nuevo México de dar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados no solo significa un bien documentado peligro a la seguridad pública, sino también determina la validad y la seguridad de la licencia de conducir de Nuevo México", dijo Martínez en un comunicado de prensa.Desde que asumió su cargo como gobernadora, Martínez ha luchado por terminar con esta ley, asegurando que solamente causa corrupción y atrae a los indocumentados de otros estados para obtener licencias de conducir y luego irse a otros lugares.La mandataria republicana, que insistió en eliminar esta ley durante la próxima sección legislativa, cuestionó además cuál será el impacto que tendrá en los residentes del estado la entrada en vigor el próximo 15 de enero de la ley federal del Acta de Identificación Real, conocida en ingles como "Real ID".De acuerdo a la misiva envida por Martínez al Gobierno Federal, las licencias de conducir de Nuevo México no cumplen con los requisitos de verificación de identidad requeridos por la nueva regulación federal.La gobernadora indicó que a partir de esta fecha los residentes de Nuevo México no podrán utilizar su licencia de conducir para subir a un avión o entrar a edificios federales y laboratorios nacionales, que emplean a miles de personas en ese estado.La gobernadora dijo estar preocupada ante la posibilidad de que los residentes de Nuevo México que requieran identificarse ante el Gobierno federal no lo puedan hacer a partir de la entrada en vigor del Acta de Identificación Real, que fue aprobada por el Congreso en el 2005.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios