Los hispanos de Carolina del Norte superan los 100.000 votantes inscritos

El registro de votantes concluye hoy en Carolina del Norte con una cifra récord de hispanos habilitados para sufragar en los comicios de noviembre en un estado clave para ambos partidos que se disputan el apoyo de este bloque electoral.La Junta Electoral de Carolina del Norte contabilizó hoy a 105.798 hispanos, lo que supone un incremento del 26 % con los 83.804 registrados en 2011.Según Justin Gross, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Carolina del Norte, el aumento se debió a varios factores, como la llegada de hispanos de otras partes del país y que cada día jóvenes ciudadanos de padres inmigrantes cumplen la mayoría de edad.La población hispana del estado Tar Heel representaba el 4,7 % del total de habitantes en 2000 y en sólo diez años aumentó un 111 % para llegar al 8,4 %, según cifras del Censo 2010."Los jóvenes han inyectado energía a la contienda y creo que harán diferencia el día de las elecciones. Reconocen tanto los republicanos como los demócratas que este voto es importante, y han hecho gran esfuerzo para capturarlo", acotó el experto en política.Al menos 26.000 latinos votaron en 2008 cuando el entonces senador Barack Obama ganó los 15 votos electorales del estado por apenas 14.77 sufragios, victoria que un candidato demócrata no conseguía desde Jimmy Carter en 1976.Aunque representan menos del 2 % del total de los 6,5 millones de votantes del estado, en unas elecciones en las que el candidato republicano, Mitt Romney, tiene una diferencia de dos puntos en las encuestas, los hispanos podrían tener la última palabra."Cualquier segmento electoral puede marcar la diferencia en contiendas reñidas y cada voto importa", explicó hoy a Efe Ferrel Guillory, director del programa público de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill."El potencial electoral hispano es muy prometedor, y todo dependerá en parte de si salen a sufragar en noviembre estos nuevos americanos", acotó el experto.Carlos Casallas, coordinador bilingüe de proyectos especiales de la Junta Electoral Estatal, contó a Efe que los últimos meses se ha producido una avalancha de solicitudes de inscripción y llamadas telefónicas."Siempre estamos ocupados en las elecciones presidenciales, pero éstas tienen algo especial, y en particular la participación cívica hispana. Hay muchos jóvenes entusiasmados que votarán por primera vez", apuntó a Efe Casallas.El coordinador consideró que la categoría de "estado de batalla" que ha adquirido Carolina del Norte a nivel nacional ha movilizado a sus ciudadanos, incluyendo a los latinos."Las organizaciones comunitarias hicieron un gran trabajo de registro de votantes y también las campañas de Obama y Romney", agregó.En Raleigh, capital del estado, se realizaron campañas de inscripción en comunidades hispanas al igual que en Durham y otras ciudades con gran presencia latina."No tomamos ningún voto por ganado", afirmó a Efe Cameron French, portavoz de Obama for America (OFA), que explicó que han "trabajado duro para inscribir a hispanos y motivarlos a que voten"."Siento que mi voto ahora sí cuenta", comentó hoy a Efe el joven Arturo Carmona en Charlotte, que sufragará por primera vez en noviembre.Por su parte, el Partido Republicano no se quedó rezagado para capturar el voto latino y organizó actividades de registro de votantes en festivales y actividades políticas.Enviaron además a varias caras latinas, como el senador por la Florida Marco Rubio, el exsecretario de Comercio Carlos Gutiérrez y el hijo del candidato Gregg Romney, para transmitir el mensaje de "prosperidad económica" que prometen los republicanos."Reconocemos la importancia de los latinos como un bloque electoral no sólo en este momento sino a futuro. Sentamos las bases para próximas elecciones y sobre todo a nivel local y estatal", afirmó a Efe Bettina Inclán, portavoz de la campaña republicana.En la actualidad, el 43.8 % de los hispanos se identifican demócratas, el 18.5 % republicanos, y 37 % restante independientes, cifra que aumenta cada mes.Los hispanos que no hayan podido inscribirse hasta ahora tendrán otra oportunidad durante el proceso de voto temprano que comienza el 18 de octubre hasta el 3 de noviembre, y que en un solo día la persona puede registrarse y votar.

El registro de votantes concluye hoy en Carolina del Norte con una cifra récord de hispanos habilitados para sufragar en los comicios de noviembre en un estado clave para ambos partidos que se disputan el apoyo de este bloque electoral.La Junta Electoral de Carolina del Norte contabilizó hoy a 105.798 hispanos, lo que supone un incremento del 26 % con los 83.804 registrados en 2011.Según Justin Gross, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Carolina del Norte, el aumento se debió a varios factores, como la llegada de hispanos de otras partes del país y que cada día jóvenes ciudadanos de padres inmigrantes cumplen la mayoría de edad.La población hispana del estado Tar Heel representaba el 4,7 % del total de habitantes en 2000 y en sólo diez años aumentó un 111 % para llegar al 8,4 %, según cifras del Censo 2010."Los jóvenes han inyectado energía a la contienda y creo que harán diferencia el día de las elecciones. Reconocen tanto los republicanos como los demócratas que este voto es importante, y han hecho gran esfuerzo para capturarlo", acotó el experto en política.Al menos 26.000 latinos votaron en 2008 cuando el entonces senador Barack Obama ganó los 15 votos electorales del estado por apenas 14.77 sufragios, victoria que un candidato demócrata no conseguía desde Jimmy Carter en 1976.Aunque representan menos del 2 % del total de los 6,5 millones de votantes del estado, en unas elecciones en las que el candidato republicano, Mitt Romney, tiene una diferencia de dos puntos en las encuestas, los hispanos podrían tener la última palabra."Cualquier segmento electoral puede marcar la diferencia en contiendas reñidas y cada voto importa", explicó hoy a Efe Ferrel Guillory, director del programa público de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill."El potencial electoral hispano es muy prometedor, y todo dependerá en parte de si salen a sufragar en noviembre estos nuevos americanos", acotó el experto.Carlos Casallas, coordinador bilingüe de proyectos especiales de la Junta Electoral Estatal, contó a Efe que los últimos meses se ha producido una avalancha de solicitudes de inscripción y llamadas telefónicas."Siempre estamos ocupados en las elecciones presidenciales, pero éstas tienen algo especial, y en particular la participación cívica hispana. Hay muchos jóvenes entusiasmados que votarán por primera vez", apuntó a Efe Casallas.El coordinador consideró que la categoría de "estado de batalla" que ha adquirido Carolina del Norte a nivel nacional ha movilizado a sus ciudadanos, incluyendo a los latinos."Las organizaciones comunitarias hicieron un gran trabajo de registro de votantes y también las campañas de Obama y Romney", agregó.En Raleigh, capital del estado, se realizaron campañas de inscripción en comunidades hispanas al igual que en Durham y otras ciudades con gran presencia latina."No tomamos ningún voto por ganado", afirmó a Efe Cameron French, portavoz de Obama for America (OFA), que explicó que han "trabajado duro para inscribir a hispanos y motivarlos a que voten"."Siento que mi voto ahora sí cuenta", comentó hoy a Efe el joven Arturo Carmona en Charlotte, que sufragará por primera vez en noviembre.Por su parte, el Partido Republicano no se quedó rezagado para capturar el voto latino y organizó actividades de registro de votantes en festivales y actividades políticas.Enviaron además a varias caras latinas, como el senador por la Florida Marco Rubio, el exsecretario de Comercio Carlos Gutiérrez y el hijo del candidato Gregg Romney, para transmitir el mensaje de "prosperidad económica" que prometen los republicanos."Reconocemos la importancia de los latinos como un bloque electoral no sólo en este momento sino a futuro. Sentamos las bases para próximas elecciones y sobre todo a nivel local y estatal", afirmó a Efe Bettina Inclán, portavoz de la campaña republicana.En la actualidad, el 43.8 % de los hispanos se identifican demócratas, el 18.5 % republicanos, y 37 % restante independientes, cifra que aumenta cada mes.Los hispanos que no hayan podido inscribirse hasta ahora tendrán otra oportunidad durante el proceso de voto temprano que comienza el 18 de octubre hasta el 3 de noviembre, y que en un solo día la persona puede registrarse y votar.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios