Los hispanos de Rockland y Ulster, en Nueva York, podrán votar en español

Los votantes hispanos de los condados neoyorquinos de Rockland y Ulster tendrán acceso a asistencia y a material electoral en español en los comicios del 6 de noviembre, anunció hoy el fiscal general de este estado, Eric Schneiderman.Con este nuevo acuerdo, que se suma al alcanzado con el condado de Schenectady, la Fiscalía pretende asegurar que los votantes que hablan español tienen el mismo acceso al proceso político y no encuentran barreras lingüísticas en el día de las elecciones."El derecho al voto es uno de los derechos civiles más importantes de nuestra nación, independientemente de su nivel de dominio del inglés", remarcó en un comunicado Schneiderman.El pasado mes de agosto la Fiscalía recordó a diez condados que tenían que cumplir con la ley, concretamente con la Sección 4 (e) de la Ley de Derechos Electorales, que exige que a ciertos votantes conocimientos limitados de inglés se les provea boletas bilingües.Según los datos del Censo 2010, aproximadamente 5,5 millones de habitantes del estado de Nueva York no tienen el inglés como su lengua principal, de los cuales 2,7 millones hablan principalmente español en casa.Estas cifras, agregó el fiscal, "ilustran el aumento de las necesidades lingüísticas de nuestro estado, por lo que debemos proteger los derechos de voto de todos los neoyorquinos".Según cifras de la Oficina del Censo, un 16,1 % de los habitantes del condado de Rockland y un 9 % de los residentes en el condado de Ulster son hispanos.Este nuevo acuerdo fue bien recibido por la comunidad latina, y según señaló el director ejecutivo de Latinos Unidos de Hudson Valley, Richard Rivera, la puesta en marcha de un "programa integral de acceso de lenguaje es clave para asegurar que los miembros de esta comunidad puedan participar plenamente y de manera significativa en el proceso político".Así, las juntas electorales de estos dos condados asegurarán que los votantes tengan acceso a traducciones de materiales relacionados con las elecciones, incluyendo los formularios de registro, formularios de voto ausente, formularios de declaración jurada, avisos, cartas de reasignación de los lugares de votación y la papeleta del día de los comicios.Además, ambas acordaron contratar e identificar un número suficiente de trabajadores electorales que hablen español para que estén presentes en algunos lugares de votación el día de elecciones.

Los votantes hispanos de los condados neoyorquinos de Rockland y Ulster tendrán acceso a asistencia y a material electoral en español en los comicios del 6 de noviembre, anunció hoy el fiscal general de este estado, Eric Schneiderman.Con este nuevo acuerdo, que se suma al alcanzado con el condado de Schenectady, la Fiscalía pretende asegurar que los votantes que hablan español tienen el mismo acceso al proceso político y no encuentran barreras lingüísticas en el día de las elecciones."El derecho al voto es uno de los derechos civiles más importantes de nuestra nación, independientemente de su nivel de dominio del inglés", remarcó en un comunicado Schneiderman.El pasado mes de agosto la Fiscalía recordó a diez condados que tenían que cumplir con la ley, concretamente con la Sección 4 (e) de la Ley de Derechos Electorales, que exige que a ciertos votantes conocimientos limitados de inglés se les provea boletas bilingües.Según los datos del Censo 2010, aproximadamente 5,5 millones de habitantes del estado de Nueva York no tienen el inglés como su lengua principal, de los cuales 2,7 millones hablan principalmente español en casa.Estas cifras, agregó el fiscal, "ilustran el aumento de las necesidades lingüísticas de nuestro estado, por lo que debemos proteger los derechos de voto de todos los neoyorquinos".Según cifras de la Oficina del Censo, un 16,1 % de los habitantes del condado de Rockland y un 9 % de los residentes en el condado de Ulster son hispanos.Este nuevo acuerdo fue bien recibido por la comunidad latina, y según señaló el director ejecutivo de Latinos Unidos de Hudson Valley, Richard Rivera, la puesta en marcha de un "programa integral de acceso de lenguaje es clave para asegurar que los miembros de esta comunidad puedan participar plenamente y de manera significativa en el proceso político".Así, las juntas electorales de estos dos condados asegurarán que los votantes tengan acceso a traducciones de materiales relacionados con las elecciones, incluyendo los formularios de registro, formularios de voto ausente, formularios de declaración jurada, avisos, cartas de reasignación de los lugares de votación y la papeleta del día de los comicios.Además, ambas acordaron contratar e identificar un número suficiente de trabajadores electorales que hablen español para que estén presentes en algunos lugares de votación el día de elecciones.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios