El rojo y el negro mandan en la alfombra encharcada de los Globos de Oro

La actriz Lupita Nyong'o llega a la alfombra de la 71 edición de los Globos de Oro, en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE Galería
La actriz Jessica Chastain llega a la alfombra de la 71 edición de los Globos de Oro, en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE Galería

La actriz Lupita Nyong'o llega a la alfombra de la 71 edición de los Globos de Oro, en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE

Cate Blanchett y Lupita Nyong'o acapararon las miradas sobre la alfombra de la 71 edición de los Globos de Oro que comenzó pasada por agua por un problema en el sistema de riego del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles y en la que se impusieron el rojo, el negro y las siluetas embarazadas.Blanchett, nominada a mejor actriz de drama por "Blue Jasmine", desfiló con un Armani negro con encajes, transparencias y espalda escotada que fue señalado como uno de los grandes aciertos estilísticos del evento.Negro fue también el color elegido por Juliana Margullies, Zoe Saldaña, Jessica Chastain y la colombiana Sofía Vergara, que convenció con un diseño de Zac Posen y un llamativo collar esmeralda de Lorraine Schwartz.Los rojos, a juego con la alfombra, fueron muy recurrentes y la keniana nacida en México Lupita Nyong'o, candidata a mejor actriz secundaria en drama por "12 Years a Slave", dejó huella en sus primeros Globos de Oro con un vestido con capa de Ralph Lauren.En un español perfecto, Nyong'o reconoció a Efe su asombro por estar codeándose con las estrellas de Hollywood y entre el "glamour" del momento recordó el sufrimiento del rodaje de "12 Years a Slave", en especial durante la secuencia de latigazos.Emma Watson, Amy Adams, Taylor Swift, Julia Louis-Dreyfus, entre otras, eligieron la misma tonalidad que Nyong'o con más o menos tino.No convenció como otras veces Jennifer Lawrence, que acudió a la gala con un Dior blanco, tampoco Sandra Bullock y su tricolor Prabal Gurung, ni Lena Dunham con un ajustado Zac Posen amarillo, ni Drew Barrymore con un floral Monique Lhuillier.Barrymore que dará a luz este año a su segundo hijo fue una de las actrices que lucieron embarazo en los Globos de Oro.Mejor impresión dejaron las futuras mamás Kerry Washington con un Balenciaga plateado, Olivia Wilde que se ciñó un Gucci verde oscuro, y la española Elsa Pataky que posó de negro junto con su marido Chris Hemsworth.Como es habitual en los Globos de Oro, la alfombra roja se convirtió en una vía congestionada de doble sentido, donde numerosos artistas iban y venían, copa en mano, formaban grupos de conversación y se saludaban efusivamente, mientras otros atendían pacientemente a los medios de comunicación.El mexicano Alfonso Cuarón, nominado a mejor director por "Gravity" también acudió a la ceremonia, igual que el guatemalteco Óscar Isaac y el español Daniel Brühl, candidatos al premio de mejor actor de drama por "Inside Llewyn Davis" y mejor actor secundario por "Rush", respectivamente.La concurrida gala, que se celebra apenas cuatro días antes de que se conozca el nombre de quiénes competirán por los Óscar este año, contó igualmente con la presencia de Meryl Streep, Robert Redford, Robert Downey Jr., Martin Scorsese, Leonardo DiCaprio y Tom Hanks.La anécdota de la alfombra roja corrió a cargo del sistema de riego del hotel Beverly Hilton.Apenas una hora antes de que empezaran a llegar los invitados más conocidos el sistema de iluminación de uno de los equipos de televisión activó los aspersores de riego del acceso al establecimiento y la alfombra quedó empapada lo que obligó a los técnicos a trabajar contrarreloj para evitar resbalones.

Cate Blanchett y Lupita Nyong'o acapararon las miradas sobre la alfombra de la 71 edición de los Globos de Oro que comenzó pasada por agua por un problema en el sistema de riego del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles y en la que se impusieron el rojo, el negro y las siluetas embarazadas.Blanchett, nominada a mejor actriz de drama por "Blue Jasmine", desfiló con un Armani negro con encajes, transparencias y espalda escotada que fue señalado como uno de los grandes aciertos estilísticos del evento.Negro fue también el color elegido por Juliana Margullies, Zoe Saldaña, Jessica Chastain y la colombiana Sofía Vergara, que convenció con un diseño de Zac Posen y un llamativo collar esmeralda de Lorraine Schwartz.Los rojos, a juego con la alfombra, fueron muy recurrentes y la keniana nacida en México Lupita Nyong'o, candidata a mejor actriz secundaria en drama por "12 Years a Slave", dejó huella en sus primeros Globos de Oro con un vestido con capa de Ralph Lauren.En un español perfecto, Nyong'o reconoció a Efe su asombro por estar codeándose con las estrellas de Hollywood y entre el "glamour" del momento recordó el sufrimiento del rodaje de "12 Years a Slave", en especial durante la secuencia de latigazos.Emma Watson, Amy Adams, Taylor Swift, Julia Louis-Dreyfus, entre otras, eligieron la misma tonalidad que Nyong'o con más o menos tino.No convenció como otras veces Jennifer Lawrence, que acudió a la gala con un Dior blanco, tampoco Sandra Bullock y su tricolor Prabal Gurung, ni Lena Dunham con un ajustado Zac Posen amarillo, ni Drew Barrymore con un floral Monique Lhuillier.Barrymore que dará a luz este año a su segundo hijo fue una de las actrices que lucieron embarazo en los Globos de Oro.Mejor impresión dejaron las futuras mamás Kerry Washington con un Balenciaga plateado, Olivia Wilde que se ciñó un Gucci verde oscuro, y la española Elsa Pataky que posó de negro junto con su marido Chris Hemsworth.Como es habitual en los Globos de Oro, la alfombra roja se convirtió en una vía congestionada de doble sentido, donde numerosos artistas iban y venían, copa en mano, formaban grupos de conversación y se saludaban efusivamente, mientras otros atendían pacientemente a los medios de comunicación.El mexicano Alfonso Cuarón, nominado a mejor director por "Gravity" también acudió a la ceremonia, igual que el guatemalteco Óscar Isaac y el español Daniel Brühl, candidatos al premio de mejor actor de drama por "Inside Llewyn Davis" y mejor actor secundario por "Rush", respectivamente.La concurrida gala, que se celebra apenas cuatro días antes de que se conozca el nombre de quiénes competirán por los Óscar este año, contó igualmente con la presencia de Meryl Streep, Robert Redford, Robert Downey Jr., Martin Scorsese, Leonardo DiCaprio y Tom Hanks.La anécdota de la alfombra roja corrió a cargo del sistema de riego del hotel Beverly Hilton.Apenas una hora antes de que empezaran a llegar los invitados más conocidos el sistema de iluminación de uno de los equipos de televisión activó los aspersores de riego del acceso al establecimiento y la alfombra quedó empapada lo que obligó a los técnicos a trabajar contrarreloj para evitar resbalones.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios