El reverendo Jesse Jackson revela que padece párkinson

El reverendo Jesse Jackson confesó, por medio de una carta, que padece párkinson. El reverendo Jesse Jackson confesó, por medio de una carta, que padece párkinson.

El reverendo Jesse Jackson confesó, por medio de una carta, que padece párkinson. EFE

El conocido reverendo y activista por los derechos civiles Jesse Jackson, de 76 años, anunció hoy que padece párkinson, en una carta dedicada a sus amigos y seguidores.

Jesse Jackson abrió su corazón para hablar de esta enfermedad, la cual mató a su padre.

"Tras una batería de pruebas, los médicos me identificaron la enfermedad del párkinson, una enfermedad que venció a mi padre", afirmó Jackson, quien dijo que, tras haber percibido problemas físicos más intensos, no pudo ignorar los síntomas.

El reverendo aseguró que, tanto él como su familia, comenzaron a percibir cambios hace alrededor de tres años, pero que había optado por no interrumpir su activismo.

Jackson recordó su defensa de los derechos de las personas y su lucha por la justicia social y la igualdad de oportunidades desde los inicios de su activismo en 1960, cuando fue arrestado junto con otros siete universitarios por reclamar el uso de la biblioteca pública de su ciudad, Greenville, en South Carolina.

Desde esa experiencia, relató el religioso, perdió el miedo a entrar en la cárcel por una causa justa, algo que marcó su vida como defensor de los derechos humanos.

El fundador de Rainbow PUSH Coalition, una asociación que presta ayuda humanitaria y que persigue la justicia social a nivel internacional, reconoció que a su edad ve cada vez más difícil completar sus actividades cotidianas, que se han convertido en un reto.

El activista comentó que reconocer la enfermedad fue doloroso, pero no supone un alto en el camino, sino una señal de que debe cuidarse para ralentizar el desarrollo de la patología.

Jackson, que fue candidato a la nominación presidencial del Partido Demócrata en 1984 y 1988, prometió intentar seguir expandiendo la democracia y liberar a los prisioneros de distintas partes del mundo.

El párkinson, agregó Jesse Jackson, afecta a entre 7 y 10 millones de personas en el mundo y, en torno a 60,000 en Estados Unidos, son diagnosticas con este mal cada año.

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios