El sindicato "enfurecido" con las Grandes Ligas por trato a A-Rod

Las reacciones en torno a la suspensión de 162 partidos impuesta al tercera base de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, por presunto dopaje siguen apareciendo y esta vez ha sido el sindicato de jugadores el que ha manifestado su "indignación" por la manera como los directivos de las Grandes Ligas tratan en público al pelotero.El comisionado del béisbol, Bud Selig, y el director ejecutivo Rob Manfred, participaron el domingo por la noche en el programa "60 Minutos" de la cadena de televisión CBS en el que el invitado principal fue Anthony Bosch, el hombre que presuntamente se encargó de preparar y dirigir un régimen de sustancias prohibidas con las que a partir del 2010 Rodríguez se dopó.Bosch, el dueño de la ahora clausurada clínica antienvejecimiento Biogenesis, aseguró el domingo en una entrevista con el programa periodístico "60 Minutos" que Rodríguez le pagaba 12.000 dólares mensuales para suministrarle un cóctel de sustancias prohibidas, como testosterona y la hormona de crecimiento humano.Manfred, que participó en el mismo segmento, que Bosch aceptó cooperar con la investigación al considerar que temía por su vida ante las amenazas que había recibido.El pasado sábado, el juez de arbitraje Fredric Horowitz redujo de 211 a 162 la suspensión de "A-Rod", quien así quedaría marginado durante la próxima temporada, incluyendo los playoffs.Por su parte, Selig, quien se negó a testificar durante el proceso de apelación de Rodríguez, si participó en el programa y defendió la suspensión más severa impuesta jamás bajo los términos del acuerdo conjunto contra el consumo de drogas que mejoran el desempeño."En mi opinión, sus acciones fueron más allá de lo comprensible", declaró Selig al programa, en referencia a A-Rod. "Creo que 211 juegos fueron una sanción bastante justa".Rodríguez, que nunca dio positivo en una prueba antidopaje durante ese periodo que estuvo con Bosh ni como profesional, ha negado las acusaciones y se considera el "chivo expiatorio" que ha elegido Selig para lavar la imagen negativa del béisbol sobre el control antidopaje.Tras dar detalles de una operación clandestina, Bosch señaló durante el programa de la CBS que usó con Rodríguez palabras en clave, para referirse a las drogas como "gomas", en el caso de las píldoras de testosterona, que el toletero habría tomado antes de los juegos.Bosch dijo que una vez le hizo un análisis de sangre a Rodríguez en un baño de un restaurante, en Miami.Poco antes de emitirse el programa, el sindicato de jugadores divulgó un comunicado en el que expresó su decepción de que Grandes Ligas participara en el mismo y que iba a considerar sus opciones legales."Es más que sospechosa la urgencia con la que los responsables de la liga han acudido a los medios de comunicación para generar una publicidad negativa contra Alex Rodríguez", denuncia el comunicado del sindicato de jugadores. "Los profesionales se sienten enfurecidos por la situación creada y vamos a ver todas las opciones legales para poner freno a cualquier incumplimiento de las Grandes Ligas".Por su parte, la pasada noche, las Grandes Ligas también dieron a conocer otro comunicado en respuesta a las críticas que les hizo el sindicato de jugadores."Hemos notificado a la Asociación de Jugadores de Béisbol de Ligas Mayores en numerosas ocasiones que nuestra intención es responder a todos los ataques a la integridad de nuestro programa de drogas. Los ataques continuaron nuevamente ayer con la declaración del señor Rodríguez", subraya el comunicado de las mayores."Por respeto al proceso de quejas formales y a petición del sindicato, esperamos hasta que se dictó una decisión para dar nuestra respuesta", señala el comunicado de la liga.Además, agrega que "es irónico que MLBPA se queja de la participación de la MLB en este programa, dado que abogado del señor Rodríguez (Joe Tacopina) también estaba participando en el mismo".Al mismo tiempo, las Grandes Ligas dijeron que se desentendían por completo de las declaraciones vertidas por Bosh en el programa "60 Minutos" sobre el caso Rodríguez y toda la relación que mantuvo con el jugador de los Yanquis."En cuanto a la aparición del señor Bosch, él no está controlado por nosotros y tiene derecho a hablar y decir todo lo que desee sobre su interacción con el señor Rodríguez", finalizó el comunicado de las Grandes Ligas.Por su parte, Tacopina, el abogado de Rodríguez, durante el programa dijo que la credibilidad de Bosh era "inexistente", dado que su pasado de mentiras así lo acreditan, y que nada de lo que ha dicho lo fundamentó con hechos.Tacopina fue más allá cuando dijo que la participación y colaboración de ayuda a las Grandes Ligas por parte de Bosh no tenía otro objetivo que tratar de ayudarse a superar la acusación criminal masiva que los propios directivos del béisbol le dijeron tendría que enfrentar."No hay mucho más que decir, la realidad de los hechos están en contra de Bosh y por eso actuó de la manera que lo hizo", argumentó Tacopina.

Las reacciones en torno a la suspensión de 162 partidos impuesta al tercera base de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, por presunto dopaje siguen apareciendo y esta vez ha sido el sindicato de jugadores el que ha manifestado su "indignación" por la manera como los directivos de las Grandes Ligas tratan en público al pelotero.El comisionado del béisbol, Bud Selig, y el director ejecutivo Rob Manfred, participaron el domingo por la noche en el programa "60 Minutos" de la cadena de televisión CBS en el que el invitado principal fue Anthony Bosch, el hombre que presuntamente se encargó de preparar y dirigir un régimen de sustancias prohibidas con las que a partir del 2010 Rodríguez se dopó.Bosch, el dueño de la ahora clausurada clínica antienvejecimiento Biogenesis, aseguró el domingo en una entrevista con el programa periodístico "60 Minutos" que Rodríguez le pagaba 12.000 dólares mensuales para suministrarle un cóctel de sustancias prohibidas, como testosterona y la hormona de crecimiento humano.Manfred, que participó en el mismo segmento, que Bosch aceptó cooperar con la investigación al considerar que temía por su vida ante las amenazas que había recibido.El pasado sábado, el juez de arbitraje Fredric Horowitz redujo de 211 a 162 la suspensión de "A-Rod", quien así quedaría marginado durante la próxima temporada, incluyendo los playoffs.Por su parte, Selig, quien se negó a testificar durante el proceso de apelación de Rodríguez, si participó en el programa y defendió la suspensión más severa impuesta jamás bajo los términos del acuerdo conjunto contra el consumo de drogas que mejoran el desempeño."En mi opinión, sus acciones fueron más allá de lo comprensible", declaró Selig al programa, en referencia a A-Rod. "Creo que 211 juegos fueron una sanción bastante justa".Rodríguez, que nunca dio positivo en una prueba antidopaje durante ese periodo que estuvo con Bosh ni como profesional, ha negado las acusaciones y se considera el "chivo expiatorio" que ha elegido Selig para lavar la imagen negativa del béisbol sobre el control antidopaje.Tras dar detalles de una operación clandestina, Bosch señaló durante el programa de la CBS que usó con Rodríguez palabras en clave, para referirse a las drogas como "gomas", en el caso de las píldoras de testosterona, que el toletero habría tomado antes de los juegos.Bosch dijo que una vez le hizo un análisis de sangre a Rodríguez en un baño de un restaurante, en Miami.Poco antes de emitirse el programa, el sindicato de jugadores divulgó un comunicado en el que expresó su decepción de que Grandes Ligas participara en el mismo y que iba a considerar sus opciones legales."Es más que sospechosa la urgencia con la que los responsables de la liga han acudido a los medios de comunicación para generar una publicidad negativa contra Alex Rodríguez", denuncia el comunicado del sindicato de jugadores. "Los profesionales se sienten enfurecidos por la situación creada y vamos a ver todas las opciones legales para poner freno a cualquier incumplimiento de las Grandes Ligas".Por su parte, la pasada noche, las Grandes Ligas también dieron a conocer otro comunicado en respuesta a las críticas que les hizo el sindicato de jugadores."Hemos notificado a la Asociación de Jugadores de Béisbol de Ligas Mayores en numerosas ocasiones que nuestra intención es responder a todos los ataques a la integridad de nuestro programa de drogas. Los ataques continuaron nuevamente ayer con la declaración del señor Rodríguez", subraya el comunicado de las mayores."Por respeto al proceso de quejas formales y a petición del sindicato, esperamos hasta que se dictó una decisión para dar nuestra respuesta", señala el comunicado de la liga.Además, agrega que "es irónico que MLBPA se queja de la participación de la MLB en este programa, dado que abogado del señor Rodríguez (Joe Tacopina) también estaba participando en el mismo".Al mismo tiempo, las Grandes Ligas dijeron que se desentendían por completo de las declaraciones vertidas por Bosh en el programa "60 Minutos" sobre el caso Rodríguez y toda la relación que mantuvo con el jugador de los Yanquis."En cuanto a la aparición del señor Bosch, él no está controlado por nosotros y tiene derecho a hablar y decir todo lo que desee sobre su interacción con el señor Rodríguez", finalizó el comunicado de las Grandes Ligas.Por su parte, Tacopina, el abogado de Rodríguez, durante el programa dijo que la credibilidad de Bosh era "inexistente", dado que su pasado de mentiras así lo acreditan, y que nada de lo que ha dicho lo fundamentó con hechos.Tacopina fue más allá cuando dijo que la participación y colaboración de ayuda a las Grandes Ligas por parte de Bosh no tenía otro objetivo que tratar de ayudarse a superar la acusación criminal masiva que los propios directivos del béisbol le dijeron tendría que enfrentar."No hay mucho más que decir, la realidad de los hechos están en contra de Bosh y por eso actuó de la manera que lo hizo", argumentó Tacopina.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios