Los venezolanos podrán volar con American Airlines con normalidad a partir de hoy

El presidente de la petrolera estatal uruguaya Ancap, Raúl Sendic, afirmó hoy a Efe que está pendiente de los comicios del domingo en Venezuela pero no le inquieta el futuro de la relación energética con ese país porque cree que el que gane la elección mantendrá sus compromisos internacionales."Estamos atentos pero no estamos preocupados porque nosotros tenemos acuerdos que supongo que cualquier Gobierno que venga los va a respetar", afirmó Sendic a pregunta expresa, tras presidir un acto de firma de acuerdos con varias petroleras multinacionales para la exploración de ocho bloques frente a las costas uruguayas.Sendic confesó que "obviamente toda América Latina está mirando qué es lo que va a pasar en Venezuela el domingo" y Uruguay no es la excepción."El 40 por ciento del petróleo que se consume en Uruguay es de origen venezolano y el resto, el 60 por ciento, se distribuye entre distintas partes del mundo", como Oriente Medio, Angola y Rusia, explicó.El petróleo "tiene una participación de un 63 o un 64 por ciento" en la matriz energética de Uruguay, un país que con los nuevos acuerdos de exploración de hidrocarburos pretende abandonar en el futuro su dependencia del exterior en ese campo, según el titular de Ancap (Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland).Sendic aclaró que ese porcentaje puede variar de forma importante en los años de lluvia o en los de sequía "por la energía que se produce en las represas hidroeléctricas" del país.Venezuela es desde hace años uno de los suministradores de petróleo de Uruguay, pero esa relación se ha intensificado en los últimos tiempos debido a la afinidad entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y los dos últimos mandatarios uruguayos, Tabaré Vázquez y José Mujica, ambos del izquierdista Frente Amplio.En 2001, el petróleo venezolano importado por Uruguay se situaba, por ejemplo, por detrás en volumen del que se compraba a Arabia Saudí e Irán.En 2005, el año en que llegó al poder Vázquez, Venezuela y Uruguay firmaron un acuerdo que permitió durante años a Caracas vender a Montevideo hasta 40.000 barriles diarios de crudo que, en parte, eran pagados con bienes y servicios.El año pasado, Mujica firmó un convenio bilateral para el envío de cientos de miles de toneladas de arroz, trigo y pollo a tierras venezolanas, las cuales iban a ser pagadas con los créditos a favor de Venezuela por el petróleo enviado a Uruguay desde 2005.Finalmente, en agosto pasado el Gobierno uruguayo, como resultado de la concatenación de varios años de crecimiento económico tras la grave crisis financiera que sufrió en 2002, acordó el pago anticipado de la deuda de 860 millones que mantenía con Petróleos de Venezuela (PDVSA) por la compra de petróleo.

El presidente de la petrolera estatal uruguaya Ancap, Raúl Sendic, afirmó hoy a Efe que está pendiente de los comicios del domingo en Venezuela pero no le inquieta el futuro de la relación energética con ese país porque cree que el que gane la elección mantendrá sus compromisos internacionales."Estamos atentos pero no estamos preocupados porque nosotros tenemos acuerdos que supongo que cualquier Gobierno que venga los va a respetar", afirmó Sendic a pregunta expresa, tras presidir un acto de firma de acuerdos con varias petroleras multinacionales para la exploración de ocho bloques frente a las costas uruguayas.Sendic confesó que "obviamente toda América Latina está mirando qué es lo que va a pasar en Venezuela el domingo" y Uruguay no es la excepción."El 40 por ciento del petróleo que se consume en Uruguay es de origen venezolano y el resto, el 60 por ciento, se distribuye entre distintas partes del mundo", como Oriente Medio, Angola y Rusia, explicó.El petróleo "tiene una participación de un 63 o un 64 por ciento" en la matriz energética de Uruguay, un país que con los nuevos acuerdos de exploración de hidrocarburos pretende abandonar en el futuro su dependencia del exterior en ese campo, según el titular de Ancap (Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland).Sendic aclaró que ese porcentaje puede variar de forma importante en los años de lluvia o en los de sequía "por la energía que se produce en las represas hidroeléctricas" del país.Venezuela es desde hace años uno de los suministradores de petróleo de Uruguay, pero esa relación se ha intensificado en los últimos tiempos debido a la afinidad entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y los dos últimos mandatarios uruguayos, Tabaré Vázquez y José Mujica, ambos del izquierdista Frente Amplio.En 2001, el petróleo venezolano importado por Uruguay se situaba, por ejemplo, por detrás en volumen del que se compraba a Arabia Saudí e Irán.En 2005, el año en que llegó al poder Vázquez, Venezuela y Uruguay firmaron un acuerdo que permitió durante años a Caracas vender a Montevideo hasta 40.000 barriles diarios de crudo que, en parte, eran pagados con bienes y servicios.El año pasado, Mujica firmó un convenio bilateral para el envío de cientos de miles de toneladas de arroz, trigo y pollo a tierras venezolanas, las cuales iban a ser pagadas con los créditos a favor de Venezuela por el petróleo enviado a Uruguay desde 2005.Finalmente, en agosto pasado el Gobierno uruguayo, como resultado de la concatenación de varios años de crecimiento económico tras la grave crisis financiera que sufrió en 2002, acordó el pago anticipado de la deuda de 860 millones que mantenía con Petróleos de Venezuela (PDVSA) por la compra de petróleo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios