Los exdirectivos de Abengoa irán a juicio por indemnizaciones millonarias

Los exdirectivos de Abengoa irán a juicio por indemnizaciones millonarias Los exdirectivos de Abengoa irán a juicio por indemnizaciones millonarias

Los exdirectivos de Abengoa irán a juicio por indemnizaciones millonarias

La Audiencia Nacional española acordó hoy la apertura de juicio oral contra el expresidente de la empresa Abengoa Felipe Benjumea y su ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega por las indemnizaciones millonarias que recibieron tras cesar de sus cargos en la compañía.

La Audiencia Nacional española acordó hoy la apertura de juicio oral contra el expresidente de la empresa Abengoa Felipe Benjumea y su ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega por las indemnizaciones millonarias que recibieron tras cesar de sus cargos en la compañía.

En septiembre de 2015, cuando se formalizó la aparente salida de la entidad de Benjumea y Sánchez Ortega, se les concedieron unas indemnizaciones por cese anticipado de 11,4 y 4,5 millones de euros, unas cantidades que la jueza Carmen Lamela considera que "no parecen acordes con los resultados empresariales de la sociedad" en aquel momento.

Sólo dos meses después, el 25 de noviembre, Abengoa presentaba en los juzgados mercantiles una solicitud de preconcurso de acreedores, motivo por el que se les achaca a todos ellos un presunto delito de administración desleal.

La magistrada también decidió que se sienten en el banquillo la expresidenta de la comisión de Nombramientos y Retribuciones Mercedes Gracia, la exconsejera Alicia Velarde y al expresidente de Abengoa Antonio Fornieles que acordaron el pago de tales cuantías.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide entre tres años y seis meses y cinco años de prisión para los expresidentes Felipe Benjumea y Antonio Fornieles y el ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega por un presunto delito de administración desleal, según recoge su escrito de acusación.

En noviembre de 2016 Abengoa eludió finalmente la amenaza de quiebra con la que convivía desde un año antes después de tener el visto bueno de sus acreedores a un plan de salvamento y reestructuración que previamente había sido aceptado por un juzgado español.

Más noticias

0 Comentarios