Las purgas entre las facciones de la Mara Salvatrucha elevan los asesinatos en El Salvador

Las purgas entre las facciones de la Mara Salvatrucha elevan los asesinatos en El Salvador Las purgas entre las facciones de la Mara Salvatrucha elevan los asesinatos en El Salvador

Las purgas entre las facciones de la Mara Salvatrucha elevan los asesinatos en El Salvador

La purga de los pandilleros "disidentes" de la Mara Salvatrucha (MS13), que han formado la facción MS503, elevó el promedio diario de asesinatos en El Salvador, que en lo que va de este año registra más de 1.600 muertes violentas.

La purga de los pandilleros "disidentes" de la Mara Salvatrucha (MS13), que han formado la facción MS503, elevó el promedio diario de asesinatos en El Salvador, que en lo que va de este año registra más de 1.600 muertes violentas.

El director de la Policía salvadoreña, Howard Cotto, dijo hoy en una conferencia de prensa que en este mes de "junio, muchos de los homicidios que hemos tenido obedecen a la situación de división interna que hay en la MS13, donde han ordenado la depuración o muerte de miembros de la disidencia".

De acuerdo con cifras del cuerpo de Seguridad, el promedio diario de asesinatos pasó de 9,25 hasta finales de mayo pasado a 9,7 en lo que va del junio, y las muertes violentas suman más de 1.600 en 2017.

El pasado 1 de mayo, el director de Centros Penales, Rodil Hernández, y el ministro de Justicia, Mauricio Ramírez Landaverde, informaron a Efe sobre la división de la MS13, causada por las diferencias sobre el manejo de las finanzas entre el liderazgo nacional e "histórico" y cabecillas locales.

Hernández, detalló que la división "quedó evidenciada" desde julio de 2016, cuando la Policía y la Fiscalía ejecutaron la operación "jaque", con la que golpearon por primera vez las finanzas y patrimonio de esta estructura.

"Así como en su momento fue la Barrio 18 (la que) se partió en dos (a mediados de la década pasada), en las facciones Revolucionarios y Sureños, en estos momentos la MS13 se ha fragmentado", señaló Hernández.

Landaverde señaló que la división en la MS13 puede "continuar y pronunciarse más", por las purgas y que "es una situación a la que se le está haciendo frente y la Policía ha dedicado buena parte de sus dispositivos a reducir esta amenaza".

Al presentar los resultados de la operación "jaque" en julio de 2016, el fiscal general, Douglas Meléndez, llamó a los pandilleros de la MS13 de "abajo" a reflexionar sobre la vida que llevaban sus líderes con el dinero de las extorsiones y venta de drogas, que es lavado mediante la compra y venta de vehículos usados, y la inversión en prostíbulos, bares y pequeños hoteles.

Las autoridades de Seguridad salvadoreñas acusan a las pandillas de mantener los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo, con tasas de 103 y 81,7 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.

Más noticias

0 Comentarios