La inflación oficial en Brasil cerró en el 5,91 por ciento en 2013

En la imagen, un supermercado. EFE/Archivo En la imagen, un supermercado. EFE/Archivo

En la imagen, un supermercado. EFE/Archivo

La inflación oficial en Brasil se situó en el 5,91 por ciento en 2013, una tasa superior al 5,84 por ciento con la que el país había cerrado 2012, informó hoy el gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).El índice que mide la revalorización de los precios correspondiente al año pasado se ubicó dentro de la meta oficial del Gobierno, que está fijada en el 4,5 por ciento, con un margen de tolerancia de 2 puntos porcentuales.No obstante, la tasa se sitúa por encima de las expectativas de los analistas del sector privado, que en el último informe semanal apuntaban a una inflación del 5,74 por ciento en 2013.El grupo que registró el mayor aumento de los precios fue el de los alimentos, que suponen un 24,57 por ciento del presupuesto de las familias brasileñas.Dicho grupo experimentó un repunte del 8,48 por ciento, frente al 9,86 por ciento de 2012, según el IBGE.El instituto destacó la fuerte presión que ejerció en la inflación comer fuera de casa en Brasil: estos precios se elevaron un 10,07 por ciento en 2013, por encima del 9,51 por ciento de 2012. Comer adentro, en cambio, fue menos costoso: los alimentos consumidos en el domicilio subieron un 7,64 por ciento, un porcentaje por debajo del 10,04 por ciento de 2012.El sector de transportes fue el que experimentó una mayor variación respecto del año anterior, al pasar del 0,48 por ciento al 3,29 por ciento.Por contrapartida, el grupo que menos aumentó fue el de las comunicaciones, que durante 2013 creció un 1,50 por ciento, frente al 0,77 por ciento del año precedente. El IBGE también divulgó los datos del índice mensual de diciembre, en el cual los precios escalaron un 0,92 por ciento, valor superior al 0,79 por ciento registrado en el mismo mes de 2012 y al 0,54 por ciento de noviembre de 2013.Se trata de la mayor tasa de inflación mensual desde abril desde 2003, cuando alcanzó un 0,97 %.

La inflación oficial en Brasil se situó en el 5,91 por ciento en 2013, una tasa superior al 5,84 por ciento con la que el país había cerrado 2012, informó hoy el gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).El índice que mide la revalorización de los precios correspondiente al año pasado se ubicó dentro de la meta oficial del Gobierno, que está fijada en el 4,5 por ciento, con un margen de tolerancia de 2 puntos porcentuales.No obstante, la tasa se sitúa por encima de las expectativas de los analistas del sector privado, que en el último informe semanal apuntaban a una inflación del 5,74 por ciento en 2013.El grupo que registró el mayor aumento de los precios fue el de los alimentos, que suponen un 24,57 por ciento del presupuesto de las familias brasileñas.Dicho grupo experimentó un repunte del 8,48 por ciento, frente al 9,86 por ciento de 2012, según el IBGE.El instituto destacó la fuerte presión que ejerció en la inflación comer fuera de casa en Brasil: estos precios se elevaron un 10,07 por ciento en 2013, por encima del 9,51 por ciento de 2012. Comer adentro, en cambio, fue menos costoso: los alimentos consumidos en el domicilio subieron un 7,64 por ciento, un porcentaje por debajo del 10,04 por ciento de 2012.El sector de transportes fue el que experimentó una mayor variación respecto del año anterior, al pasar del 0,48 por ciento al 3,29 por ciento.Por contrapartida, el grupo que menos aumentó fue el de las comunicaciones, que durante 2013 creció un 1,50 por ciento, frente al 0,77 por ciento del año precedente. El IBGE también divulgó los datos del índice mensual de diciembre, en el cual los precios escalaron un 0,92 por ciento, valor superior al 0,79 por ciento registrado en el mismo mes de 2012 y al 0,54 por ciento de noviembre de 2013.Se trata de la mayor tasa de inflación mensual desde abril desde 2003, cuando alcanzó un 0,97 %.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios