La oposición denuncia al presidente de Guatemala por una ejecución extrajudicial

El opositor partido Libertad Democrática (Líder) denunció hoy al gobernante de Guatemala, Otto Pérez Molina, por un delito de ejecución extrajudicial, referido a la muerte de ocho indígenas en la represión de una protesta.La denuncia, que incluye al ministro de Defensa, Ulises Anzueto, fue presentada ante la Fiscalía de Guatemala, por considerar que durante los disturbios registrados en la denominada Cumbre de Alaska, a 170 kilómetros de la capital, hubo ejecución extrajudicial, explicó el diputado de Líder Edgar Ajcip.El parlamentario dijo que su partido, que recogió testimonios de varios campesinos, pide que se juzgue tanto a los autores materiales como a los intelectuales que enviaron a la tropa del ejército al lugar de la protesta cuando la policía ya se había retirado.Ajcip manifestó que los delitos que se le imputan al presidente de la república y a su ministro de Defensa son los de ejecución extrajudicial, lesiones, abusos de autoridad y resoluciones contrarias a la Constitución.La muerte de los ocho indígenas se registró el pasado jueves cuando miles de pobladores del departamento noroccidental de Totonicapán protestaban contra el alza de la energía eléctrica y las reformas constitucionales que promueve Pérez Molina.Según las primeras investigaciones, un guardia privado que custodiaba un camión, y que está detenido, fue el que disparó contra la muchedumbre.Sin embargo, el general Edwin Efraín Nájera, viceministro de la Defensa Nacional, dijo este lunes en el Parlamento a donde fue citado por diputados de oposición para que explicara los hechos, que dos mujeres soldados fueron las que dispararon porque "fueron atacadas" por los manifestantes"."Para defenderse tuvieron que hacer los disparos y poder de esa manera buscar la forma de como salvarse", indicó Nájera, sin precisar si las militares dispararon "al aire", como dijo el presidente Otto Pérez Molina, o lo hicieron contra los pobladores.Esta es la primera denuncia formal que se presenta ante la Fiscalía de Guatemala por los incidentes, que además de los muertos, también dejaron una treintena de heridos, entre ellos unos ocho soldados.Pérez Molina aseguró el lunes, luego de una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Guatemala en la que presentó un informe sobre esos hechos, que está dispuesto a acatar los resultados de las investigaciones que realiza el Ministerio Público para esclarecer la muerte de los indígenas.

El opositor partido Libertad Democrática (Líder) denunció hoy al gobernante de Guatemala, Otto Pérez Molina, por un delito de ejecución extrajudicial, referido a la muerte de ocho indígenas en la represión de una protesta.La denuncia, que incluye al ministro de Defensa, Ulises Anzueto, fue presentada ante la Fiscalía de Guatemala, por considerar que durante los disturbios registrados en la denominada Cumbre de Alaska, a 170 kilómetros de la capital, hubo ejecución extrajudicial, explicó el diputado de Líder Edgar Ajcip.El parlamentario dijo que su partido, que recogió testimonios de varios campesinos, pide que se juzgue tanto a los autores materiales como a los intelectuales que enviaron a la tropa del ejército al lugar de la protesta cuando la policía ya se había retirado.Ajcip manifestó que los delitos que se le imputan al presidente de la república y a su ministro de Defensa son los de ejecución extrajudicial, lesiones, abusos de autoridad y resoluciones contrarias a la Constitución.La muerte de los ocho indígenas se registró el pasado jueves cuando miles de pobladores del departamento noroccidental de Totonicapán protestaban contra el alza de la energía eléctrica y las reformas constitucionales que promueve Pérez Molina.Según las primeras investigaciones, un guardia privado que custodiaba un camión, y que está detenido, fue el que disparó contra la muchedumbre.Sin embargo, el general Edwin Efraín Nájera, viceministro de la Defensa Nacional, dijo este lunes en el Parlamento a donde fue citado por diputados de oposición para que explicara los hechos, que dos mujeres soldados fueron las que dispararon porque "fueron atacadas" por los manifestantes"."Para defenderse tuvieron que hacer los disparos y poder de esa manera buscar la forma de como salvarse", indicó Nájera, sin precisar si las militares dispararon "al aire", como dijo el presidente Otto Pérez Molina, o lo hicieron contra los pobladores.Esta es la primera denuncia formal que se presenta ante la Fiscalía de Guatemala por los incidentes, que además de los muertos, también dejaron una treintena de heridos, entre ellos unos ocho soldados.Pérez Molina aseguró el lunes, luego de una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Guatemala en la que presentó un informe sobre esos hechos, que está dispuesto a acatar los resultados de las investigaciones que realiza el Ministerio Público para esclarecer la muerte de los indígenas.

Más noticias

0 Comentarios