Los partidos brasileños buscan alianzas para la segunda vuelta de las municipales

Los principales partidos políticos brasileños comenzaron hoy a diseñar las alianzas que necesitan para la segunda vuelta de las elecciones municipales que se celebrarán el 28 de este mes en 50 grandes municipios, incluido Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país.El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la alcaldía de Sao Paulo, Fernando Haddad, que fue segundo en las elecciones del domingo, dio hoy el primer paso para conseguir a nivel local el apoyo de las fuerzas que a nivel nacional apoyan al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.Haddad informó hoy que conversó con los dos principales candidatos que quedaron fuera de la segunda vuelta: Celso Russomanno, del Partido Republicano Brasileño (PRB), y Gabriel Chalita, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ambos aliados del PT a nivel nacional."Me comuniqué con ambos para felicitarlos por sus resultados. Tuvieron una participación importante y les manifesté mi deseo de que estemos juntos en la segunda vuelta", afirmó Haddad, escogido a dedo por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del PT en Sao Paulo.El opositor José Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y derrotado por Lula en las presidenciales de 2002 y por Rousseff en las de 2010, fue el más votado en Sao Paulo, con el 30,75 por ciento de los 8,6 millones de sufragios.Serra aventajó por sólo 108.000 votos a Haddad, que obtuvo el 28,98 por ciento.Como ninguno de los dos alcanzó más de la mitad de los votos, tendrán que definir en una nueva elección en tres semanas al sucesor del alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, aliado y excolaborador de Serra."Los electores de Sao Paulo dejaron claro que quieren un cambio en la ciudad. Tanto Russomanno como Chalita defendieron en sus campañas cambios en Sao Paulo y se posicionaron contra la actual administración", afirmó Haddad al considerar natural que estos dos candidatos le apoyen.El PRB de Russomano y el PMDB de Chalita son aliados del PT que apoyaron el gobierno de Lula (2003-2010) y respaldan la gestión de Dilma Rousseff, y la intención de Haddad es repetir en Sao Paulo la alianza nacional.La ministra de Comunicación Social, Helena Chagas, confirmó hoy que Rousseff, que participó en uno de los mítines de campaña de Haddad antes de la primera vuelta, participará más activamente en la campaña del candidato para la ronda decisiva.Su decisión puede influir en los partidos cortejados por Haddad porque el PMDB ocupa varios ministerios y el PRB está representado en el gabinete por el senador Marcelo Crivella, ministro de Pesca y que además es pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios, el influyente grupo evangélico que postuló a Russomanno.Tras un encuentro que tuvo hoy con Rousseff, el vicepresidente de la República, Michel Temer, del PMDB, dijo que el partido definirá el martes el posible apoyo formal a Haddad."Voy a reunirme con los dirigentes municipales para examinar eso", afirmó Temer, que en su encuentro con la mandataria discutió posibles alianzas del PT y del PMDB en varios municipios.Serra, por su parte, manifestó hoy en una entrevista a la radio Jovem Pam que conversará con otros partidos y candidatos que se quedaron en la primera vuelta, pero subrayó que "la alianza prioritaria es con los electores" en referencia al 23,9 por ciento de votantes que no comparecieron a las urnas el domingo, pese a que el voto es obligatorio, y a los que lo hicieron en blanco.En Salvador, otra de las 17 capitales regionales en las que habrá segunda vuelta, Nelson Pelegrino, candidato del PT y segundo ayer, aspira a conseguir también el apoyo del PMDB, cuyo candidato quedó en tercer lugar, pero un sector de ese partido prefiere sumarse a Antonio Carlos Magalhaes Neto, del opositor partido Demócratas, que obtuvo el primer lugar.El PMDB, pese a apoyar a Rousseff, le hace oposición al PT en el estado de Bahía, del cual es capital Salvador y esa circunstancia puede conducir a una división de ese partido a nivel local, según analistas políticos.En la primera vuelta fueron electos los alcaldes de nueve capitales regionales: Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte, Recife, Goiania, Maceió, Palmas, Aracajú y Boa Vista.La segunda vuelta definirá los de Sao Paulo, Salvador, Fortaleza, Curitiba, Manaos, Florianópolis, Río Branco, Macapá, Vitoria, Sao Luis, Campo Grande, Cuiabá, Belén, Joao Pessoa, Teresina, Natal y Porto Velho, así como los de otras 33 grandes ciudades.

Los principales partidos políticos brasileños comenzaron hoy a diseñar las alianzas que necesitan para la segunda vuelta de las elecciones municipales que se celebrarán el 28 de este mes en 50 grandes municipios, incluido Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país.El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la alcaldía de Sao Paulo, Fernando Haddad, que fue segundo en las elecciones del domingo, dio hoy el primer paso para conseguir a nivel local el apoyo de las fuerzas que a nivel nacional apoyan al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.Haddad informó hoy que conversó con los dos principales candidatos que quedaron fuera de la segunda vuelta: Celso Russomanno, del Partido Republicano Brasileño (PRB), y Gabriel Chalita, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ambos aliados del PT a nivel nacional."Me comuniqué con ambos para felicitarlos por sus resultados. Tuvieron una participación importante y les manifesté mi deseo de que estemos juntos en la segunda vuelta", afirmó Haddad, escogido a dedo por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del PT en Sao Paulo.El opositor José Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y derrotado por Lula en las presidenciales de 2002 y por Rousseff en las de 2010, fue el más votado en Sao Paulo, con el 30,75 por ciento de los 8,6 millones de sufragios.Serra aventajó por sólo 108.000 votos a Haddad, que obtuvo el 28,98 por ciento.Como ninguno de los dos alcanzó más de la mitad de los votos, tendrán que definir en una nueva elección en tres semanas al sucesor del alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, aliado y excolaborador de Serra."Los electores de Sao Paulo dejaron claro que quieren un cambio en la ciudad. Tanto Russomanno como Chalita defendieron en sus campañas cambios en Sao Paulo y se posicionaron contra la actual administración", afirmó Haddad al considerar natural que estos dos candidatos le apoyen.El PRB de Russomano y el PMDB de Chalita son aliados del PT que apoyaron el gobierno de Lula (2003-2010) y respaldan la gestión de Dilma Rousseff, y la intención de Haddad es repetir en Sao Paulo la alianza nacional.La ministra de Comunicación Social, Helena Chagas, confirmó hoy que Rousseff, que participó en uno de los mítines de campaña de Haddad antes de la primera vuelta, participará más activamente en la campaña del candidato para la ronda decisiva.Su decisión puede influir en los partidos cortejados por Haddad porque el PMDB ocupa varios ministerios y el PRB está representado en el gabinete por el senador Marcelo Crivella, ministro de Pesca y que además es pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios, el influyente grupo evangélico que postuló a Russomanno.Tras un encuentro que tuvo hoy con Rousseff, el vicepresidente de la República, Michel Temer, del PMDB, dijo que el partido definirá el martes el posible apoyo formal a Haddad."Voy a reunirme con los dirigentes municipales para examinar eso", afirmó Temer, que en su encuentro con la mandataria discutió posibles alianzas del PT y del PMDB en varios municipios.Serra, por su parte, manifestó hoy en una entrevista a la radio Jovem Pam que conversará con otros partidos y candidatos que se quedaron en la primera vuelta, pero subrayó que "la alianza prioritaria es con los electores" en referencia al 23,9 por ciento de votantes que no comparecieron a las urnas el domingo, pese a que el voto es obligatorio, y a los que lo hicieron en blanco.En Salvador, otra de las 17 capitales regionales en las que habrá segunda vuelta, Nelson Pelegrino, candidato del PT y segundo ayer, aspira a conseguir también el apoyo del PMDB, cuyo candidato quedó en tercer lugar, pero un sector de ese partido prefiere sumarse a Antonio Carlos Magalhaes Neto, del opositor partido Demócratas, que obtuvo el primer lugar.El PMDB, pese a apoyar a Rousseff, le hace oposición al PT en el estado de Bahía, del cual es capital Salvador y esa circunstancia puede conducir a una división de ese partido a nivel local, según analistas políticos.En la primera vuelta fueron electos los alcaldes de nueve capitales regionales: Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte, Recife, Goiania, Maceió, Palmas, Aracajú y Boa Vista.La segunda vuelta definirá los de Sao Paulo, Salvador, Fortaleza, Curitiba, Manaos, Florianópolis, Río Branco, Macapá, Vitoria, Sao Luis, Campo Grande, Cuiabá, Belén, Joao Pessoa, Teresina, Natal y Porto Velho, así como los de otras 33 grandes ciudades.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios