ACNUR y el Defensor de DDHH piden rapidez para atender a los desplazados hondureños

ACNUR y el Defensor de DDHH piden rapidez para atender a los desplazados hondureños ACNUR y el Defensor de DDHH piden rapidez para atender a los desplazados hondureños

ACNUR y el Defensor de DDHH piden rapidez para atender a los desplazados hondureños

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras pidieron hoy con urgencia mecanismos más rápidos para proteger a las personas forzadas a abandonar su hogar.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras pidieron hoy con urgencia mecanismos más rápidos para proteger a las personas forzadas a abandonar su hogar.

El desplazamiento forzado interno en Honduras "sigue siendo una situación invisible, es una situación difícil en términos del impacto sobre las personas, debido a que en la medida que no hay una respuesta estructurada su situación de riesgo se incrementa", dijo a Efe el representante de ACNUR en Honduras, Andrés Celis.

Esto es así pese a que "permanentemente" hay personas que huyen de sus hogares por temor a la violencia, pues "no encuentran todavía por donde canalizar una respuesta concreta" de protección, lamentó Celis, quien compareció ante la prensa en Tegucigalpa junto al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera, con motivo de la celebración, mañana, del Día Mundial de los Refugiados.

Celis enfatizó que ante "la ausencia de un mecanismo de asistencia", muchos hondureños que buscan una "reubicación en otra zona del país" optan por no desplazarse porque "no hallan alternativas".

De ahí, la urgencia de "estructurar rápidamente una política con impactos más rápidos en favor" de las personas desplazadas internamente, sostuvo.

Según el experto, en Honduras también es necesario que se ponga en el "debate público" el desplazamiento forzado para mostrarle a la sociedad una "realidad que no es tan visible", pero que afecta a muchas familias.

Las personas desplazadas por la violencia requieren de "una respuesta no solo del Estado sino solidaria de la sociedad", subrayó Celis, quien espera que "ese vacío" de protección "se vaya superando progresivamente".

La violencia por el crimen o las pandillas causó el desplazamiento interno de 174.000 personas en Honduras entre 2004 y 2014, señaló el alto funcionario con base en un informe presentado en 2015 en Tegucigalpa.

Agregó que la Comisión Interinstitucional para la Protección de Personas Desplazadas por la Violencia (nacional) trabaja en la actualización de las cifras de desplazados en Honduras y en cómo constituir un sistema que le permita "un seguimiento sobre patrones de lugares de expulsión y una estimación de numero de personas que huyen".

El defensor del pueblo hondureño destacó "la contribución mundial" de ACNUR en la protección de las personas desplazadas y la búsqueda de "soluciones duraderas" a sus problemas, así como la asistencia que brinda al momento de solicitar asilo.

Señaló que el Estado de Honduras debe "evitar la migración forzada con la responsabilidad compartida de otros Estados de proteger, respetar y garantizar todos los derechos" de esas personas.

El ombudsman hondureño indicó que el Gobierno está trabajando en un proyecto de ley orientado a buscar mecanismos para "proteger" a las personas desplazadas y atender "las causas determinantes y profundas" del desplazamiento interno, así como proteger los derechos humanos de esa población.

El Comisionado de los Derechos Humanos documentó entre enero y mayo de 2017 al menos 129 casos de riesgo o desplazamiento forzado en los departamentos de Comayagua (centro), Cortés (norte), Olancho (oriente), Choluteca y Valle, sur del país, lo que significa 17 casos más a los 112 registrados en el mismo período de 2016, según cifras presentadas este lunes.

Más noticias

0 Comentarios