China y ASEAN aprueban borrador de código de conducta para reducir tensiones

China y ASEAN aprueban borrador de código de conducta para reducir tensiones China y ASEAN aprueban borrador de código de conducta para reducir tensiones

China y ASEAN aprueban borrador de código de conducta para reducir tensiones

China y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) han aprobado el borrador del código de conducta multilateral para resolver disputas territoriales, un mecanismo que podría reducir las tensiones en el Mar de China Meridional.

China y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) han aprobado el borrador del código de conducta multilateral para resolver disputas territoriales, un mecanismo que podría reducir las tensiones en el Mar de China Meridional.

Representantes de China y las diez naciones de la ASEAN (Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam) llegaron a un acuerdo sobre el borrador este jueves, tras dos días de reuniones en la ciudad china de Guiyang (sur), publicó anoche la agencia oficial Xinhua.

Aunque el borrador no contiene las "normas finales" que recogerá el código, establece "una base sólida" para la siguiente ronda de negociaciones, destacó el viceministro de Exteriores de China Liu Zhenmin, en rueda de prensa.

De momento, se desconoce el contenido del borrador y Liu remarcó que "nadie debería publicarlo": "una razón (para no hacerlo) es que vamos a seguir con las negociaciones y la otra razón es que no queremos que haya ninguna interferencia", señaló ante los periodistas, según informa hoy el diario South China Morning Post.

La ASEAN se comprometió el pasado abril a finalizar este año el código de conducta para evitar que el Mar de China Meridional siga siendo "un punto caliente".

Cuatro socios de la ASEAN -Filipinas, Brunei, Malasia y Vietnam- se disputan junto a Taiwán y China la soberanía de varias islas de este estratégico espacio marítimo, que Pekín reclama prácticamente en su totalidad.

En los últimos años, el régimen chino ha construido instalaciones en islas artificiales que podrían ser de uso militar, lo que ha generado preocupación en países vecinos y Estados Unidos, que también tiene intereses en la zona.

Más noticias

0 Comentarios