El Congreso de Guatemala atrasa la aprobación de la jurisdicción indígena con polémica

El Congreso de Guatemala atrasa la aprobación de la jurisdicción indígena con polémica El Congreso de Guatemala atrasa la aprobación de la jurisdicción indígena con polémica

El Congreso de Guatemala atrasa la aprobación de la jurisdicción indígena con polémica

El Congreso de Guatemala pospuso hoy la aprobación de la jurisdicción indígena después de que el sector empresarial pidiera que no se diera el visto bueno a este artículo, incluido en las reformas constitucionales que se promueven desde el año pasado.

El Congreso de Guatemala pospuso hoy la aprobación de la jurisdicción indígena después de que el sector empresarial pidiera que no se diera el visto bueno a este artículo, incluido en las reformas constitucionales que se promueven desde el año pasado.

Durante la sesión plenaria de este miércoles, los diputados discutieron la aprobación de un punto que pretende reformar el artículo 203 de la Constitución y que contempla el reconocimiento de los procedimientos de los pueblos indígenas para impartir Justicia.

A pesar de que supuestamente había un acuerdo para la aprobación de este tema, los congresistas se enzarzaron en una discusión que finalizó con el cierre de la sesión por falta de quórum.

En el debate, los diputados aseguraron que hay miedo y aunque no señalaron a ningún sector sus declaraciones se produjeron después de que ayer, martes, la poderosa cúpula empresarial, organizada en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), dijera que es "irresponsable" la aprobación porque crea división.

"Creemos que una reforma a la carta magna en el tema de justicia debe propiciar la unidad nacional y ser promovida sobre consensos" y el reconocimiento a la jurisdicción indígena genera "dudas", por lo que sería "irresponsable" aprobar ese aspecto, declaró el presidente del Cacif, José González Campo.

El diputado opositor Orlando Blanco, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), acusó a varias bancadas de oponerse al derecho indígena y de hacer una alianza para echar abajo este artículo mientras que Admin Maldonado, del oficialista Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), defendió haber votado en contra y se quejó de aquellos que los acusan de racistas.

Durante la plenaria, un grupo de indígenas se personó con pancartas como "Porque nuestro horizonte es el mismo: La Justicia, sí a la reforma" o "Nosotras las mujeres indígenas apoyamos las reformas constitucionales, justicia para todos".

Otra de las personas que se acercó al Organismo Legislativo fue el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez, quien defendió la necesidad de un sistema de Justicia independiente.

Las reformas, en las que participaron más de 1.500 representantes de diferentes sectores desde abril pasado, deben ser aprobadas en el Congreso antes de ser sometidas a una consulta popular y además del reconocimiento a la jurisdicción indígena se incluye la creación de la carrera profesional y el fortalecimiento de la transparencia y la meritocracia.

La fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, es una de las más acérrimas defensoras de la necesidad de plantear estas modificaciones, que en total pretenden cambiar 25 artículos de la Constitución Política de la República.

Sin embargo, algunos sectores, como la Asociación para la Promoción de la Libertad y el Desarrollo Sostenible (ALDS) ya se habían mostrado en contra de esta reforma, que a su juicio podría generar inestabilidad por integrar el régimen consuetudinario indígena a la normativa legal.

Más noticias

0 Comentarios