EE.UU. se reafirma como "país de inmigrantes" en una OEA preocupada por Trump

EE.UU. se reafirma como "país de inmigrantes" en una OEA preocupada por Trump EE.UU. se reafirma como "país de inmigrantes" en una OEA preocupada por Trump

EE.UU. se reafirma como "país de inmigrantes" en una OEA preocupada por Trump

Washington, 16 feb (EFEUSA).- Estados Unidos se reafirmó hoy en la Organización de Estados Americanos (OEA) como "país de inmigrantes" ante la preocupación expresada por los países latinoamericanos y el secretario general, Luis Almagro, sobre las medidas migratorias del presidente Donald Trump.

Washington, 16 feb (EFEUSA).- Estados Unidos se reafirmó hoy en la Organización de Estados Americanos (OEA) como "país de inmigrantes" ante la preocupación expresada por los países latinoamericanos y el secretario general, Luis Almagro, sobre las medidas migratorias del presidente Donald Trump.

El representante interino de EE.UU. en la OEA, Kevin Sullivan, defendió que su país "ha aceptado e integrado a más inmigrantes que ningún otro país" del mundo y se mostró convencido de que eso "continuará" siendo así.

Mientras el diplomático daba este mensaje conciliador en la OEA, tan solo unas calles más arriba, Trump, desde la Casa Blanca, reiteraba su intención de construir "un gran muro" con México que no será "una broma como el actual".

La OEA celebró hoy su primer Consejo Permanente desde la investidura de Trump, pero no fue hasta el final de su reunión de casi cuatro horas que se abordó uno de los temas que más preocupan en la región: las nuevas medidas migratorias de EE.UU. y su tensión con México por el muro fronterizo.

El embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba Góngora, pidió la palabra al final del Consejo para agradecer las "muestras de solidaridad y apoyo" de los países de la región ante "los importantes desencuentros" de las últimas semanas en la relación bilateral de su país con EE.UU.

El diplomático enfatizó que se trata de asuntos que "conllevan un desafío no solo entre EE.UU. y México, sino para toda la región", porque son "temas que interesan a todos" como la seguridad, la libertad de comercio o el cambio climático.

"Ningún Estado, por poderoso que sea, puede pretender imponer su voluntad en contra de los compromisos forjados, para lo cual es fundamental el fortalecimiento de la OEA y la reafirmación de los valores comunes", indicó el embajador.

Almagro, por su parte, defendió la "solidaridad, corresponsabilidad y cooperación" en el "diálogo interamericano", al tiempo que pidió respeto a la inmigración y dijo que "los países deben abstenerse de agravios y estigmatizaciones".

De los 12 países que se pronunciaron al respecto, la delegación de Bolivia fue la que se expresó en términos más contundentes, al rechazar "la agresión a la soberanía de los pueblos de México y Venezuela" por parte de EE.UU., que es una "agresión a los pueblos de América Latina y el Caribe".

Esta fue la única referencia de la sesión a los significativos pasos que ha dado Trump esta semana respecto a Venezuela: ayer pidió la liberación del líder opositor preso Leopoldo López tras reunirse con su mujer, Lilian Tintori, en la Casa Blanca, y el lunes impuso sanciones económicas al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, por presunto "narcotráfico".

En un tono más conciliador que Bolivia se expresaron Argentina, Colombia, Perú, Chile, Uruguay, Venezuela, Ecuador, Brasil, Haití y Paraguay, que, en líneas generales, llamaron al diálogo entre México y EE.UU. y defendieron los derechos de los inmigrantes.

Tras sus intervenciones, el representante estadounidense aseguró que su país sigue comprometido con "el diálogo" en la esfera internacional y con mantener "una relación fuerte y cooperativa" con México.

"Nada de eso ha cambiado", subrayó Sullivan.

Al respecto, destacó los "muy positivos y constructivos" contactos de alto nivel y "constantes" entre EE.UU. y México, dos países que tienen "una de las más amplias e interdependientes relaciones" que existen entre dos naciones.

Sobre las medidas migratorias de Trump, defendió que se implantaron "con el espíritu de mejorar la seguridad" de EE.UU. y recordó que ahora "están siendo revisadas" después de que un tribunal de apelaciones bloqueara el veto temporal a la entrada de refugiados en EE.UU. y a la concesión de visados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

"Estados Unidos es un país de inmigrantes, es parte fundamental de nuestra identidad, y probablemente ha aceptado e integrado a más inmigrantes de países de esta mesa (de la OEA) y del mundo que ningún otro país. Y yo esperaría que eso continúe", concluyó.

Sullivan es un diplomático de carrera del Departamento de Estado que representa a EE.UU. en la OEA de manera interina, a falta de que el nuevo Gobierno nomine -si lo desea- a un embajador permanente en la organización, puesto que requiere la confirmación del Senado.

Más noticias

0 Comentarios