Moon considera "lamentable" la muerte del estadounidense que detuvo Pyongyang

Moon considera "lamentable" la muerte del estadounidense que detuvo Pyongyang Moon considera "lamentable" la muerte del estadounidense que detuvo Pyongyang

Moon considera "lamentable" la muerte del estadounidense que detuvo Pyongyang

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, consideró hoy "lamentable" la muerte del estadounidense Otto Warmbier, detenido por Corea del Norte el año pasado y repatriado la semana pasada en coma, y puso en duda el respeto de Pyongyang por los derechos humanos.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, consideró hoy "lamentable" la muerte del estadounidense Otto Warmbier, detenido por Corea del Norte el año pasado y repatriado la semana pasada en coma, y puso en duda el respeto de Pyongyang por los derechos humanos.

"El presidente Moon Jae-in considera lamentable la noticia de la muerte de (Otto) Warmbier, y planea expresar sus condolencias y apoyo a sus familiares y allegados", reza el comunicado remitido a los medios por la Casa Azul (la Oficina presidencial surcoreana).

"El presidente también ha puesto en duda que el Norte haya cumplido con sus deberes en materia de derechos humanos a la hora de, por ejemplo, notificar a la familia de Warmbier sobre su estado cuando éste empeoró o de permitirle recibir el mejor tratamiento posible", añade el texto.

Warmbier, estudiante universitario de 22 años, pasó detenido 17 meses en Corea del Norte por supuestamente robar un cartel de propaganda y la semana pasada fue devuelto a su familia en estado comatoso.

El estudiante llevaba más de un año en coma, en el que entró poco después de su última aparición en público (durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016), según su familia, que informó el lunes de la muerte de Warmbier en su Ohio natal.

El régimen norcoreano sostiene que Warmbier sufrió un brote de botulismo, que se le administró una pastilla para dormir y que no volvió a despertarse, una versión que la familia ha refutado.

La ONG Human Rights Watch (HRW) consideró hoy en otro comunicado que con la muerte de Warmbier "Corea del Norte ha vuelto a reafirmar su posición" como uno de los Gobiernos que más vulneran los derechos humanos en el mundo.

Corea del Norte "aprehendió a un joven sano con un futuro brillante para utilizarlo como moneda de cambio, lo procesó bajo cargos falsos en un pseudotribunal y luego de alguna manera lo mató bajo custodia", denuncia en el texto el vicedirector para Asia de HRW, Phil Robertson.

Se cree que Pyongyang utiliza a los ciudadanos estadounidenses que detiene en su territorio para intentar presionar y lograr concesiones de la primera potencia mundial, con la que está en guerra desde 1950 y con la que vive una especial etapa de tensión en los últimos meses a cuenta de sus continuas pruebas armamentísticas.

El régimen de Kim Jong-un mantiene actualmente encarcelados a tres ciudadanos estadounidenses, dos de ellos detenidos en los últimos meses de abril y mayo.

Más noticias

0 Comentarios