El nuevo presidente del Supremo chileno rechaza una "crítica política infundada"

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Chile, Sergio Muñoz. EFE/Archivo El nuevo presidente de la Corte Suprema de Chile, Sergio Muñoz. EFE/Archivo

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Chile, Sergio Muñoz. EFE/Archivo

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Chile, Sergio Muñoz, dijo hoy que los jueces deberán acostumbrarse a la "crítica política general, infundada y carente de antecedentes", pero aseguró también que no caerán en esa práctica que, a su juicio, no es propia de un "Estado democrático".Muñoz, un juez que se hizo conocido por llevar emblemáticos casos de derechos humanos y la investigación de las cuentas secretas del dictador Augusto Pinochet, asumió este lunes la presidencia del máximo tribunal y señaló que espera estar "a la altura del cargo" y realizar "las modificaciones que se esperan" para el poder judicial.Pero también aprovechó para responder a críticas formuladas por el presidente Sebastián Piñera, quien en una gira que realiza por el sur cuestionó hoy a los jueces que han absuelto a presuntos responsables en causas por hechos de violencia en la sureña región de la Araucanía.El Gobierno de Piñera ha mantenido una permanente pugna con el Poder Judicial y la Fiscalía nacional, responsabilizándoles del aumento en la delincuencia.Muñoz sostuvo que los jueces no cuestionarán la labor de otras autoridades del Estado "por cuanto consideramos que es la altura que hay que tener dentro de un Estado democrático, en que todos nos respetamos y cumplimos las funciones que a cada uno le corresponde".Agregó que "no va a ser este presidente quien minimice o cuestione las determinaciones de otros poderes del Estado, por cuanto con eso estamos afectando los cimientos de la misma democracia".Muñoz, de 57 años, fue elegido por sus pares el pasado 18 de diciembre para reemplazar a Rubén Ballesteros y es el juez más joven en los últimos cien años en detentar este cargo.

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Chile, Sergio Muñoz, dijo hoy que los jueces deberán acostumbrarse a la "crítica política general, infundada y carente de antecedentes", pero aseguró también que no caerán en esa práctica que, a su juicio, no es propia de un "Estado democrático".Muñoz, un juez que se hizo conocido por llevar emblemáticos casos de derechos humanos y la investigación de las cuentas secretas del dictador Augusto Pinochet, asumió este lunes la presidencia del máximo tribunal y señaló que espera estar "a la altura del cargo" y realizar "las modificaciones que se esperan" para el poder judicial.Pero también aprovechó para responder a críticas formuladas por el presidente Sebastián Piñera, quien en una gira que realiza por el sur cuestionó hoy a los jueces que han absuelto a presuntos responsables en causas por hechos de violencia en la sureña región de la Araucanía.El Gobierno de Piñera ha mantenido una permanente pugna con el Poder Judicial y la Fiscalía nacional, responsabilizándoles del aumento en la delincuencia.Muñoz sostuvo que los jueces no cuestionarán la labor de otras autoridades del Estado "por cuanto consideramos que es la altura que hay que tener dentro de un Estado democrático, en que todos nos respetamos y cumplimos las funciones que a cada uno le corresponde".Agregó que "no va a ser este presidente quien minimice o cuestione las determinaciones de otros poderes del Estado, por cuanto con eso estamos afectando los cimientos de la misma democracia".Muñoz, de 57 años, fue elegido por sus pares el pasado 18 de diciembre para reemplazar a Rubén Ballesteros y es el juez más joven en los últimos cien años en detentar este cargo.

Más noticias

0 Comentarios