Robot de seguridad se suicida en una fuente

El Knightscope K5 no es tan confiable como se pensaba. El Knightscope K5 no es tan confiable como se pensaba.

El Knightscope K5 no es tan confiable como se pensaba. Twitter/@bilalfarooqui

El Knightscope K5 tal parece que no soportó su trabajo en un centro comercial puesto que se arrojó a una fuente del Georgetown Waterfront en Washington D.C.

La empresa que comercializa el robot de seguridad y que considera que es mejor que los guardias reales en parte porque nunca se aburre de lo que hace, parece haber puesto fin a su 'trabajo' al tirarse a una fuente dentro del centro comercial Georgetown Waterfront en Washington D.C.

En algunas imágenes que están circulando por Internet, muestran a parte del personal del lugar tratando de 'rescatar' al robot que yacía ahogado en una fuente.

Cuando el robot trabaja, es capaz de entender su propio entorno y juzgar si algo está mal, usando una combinación de micrófonos, cámaras de video y otros sensores. En el futuro se espera obtener otras características como detección de armas e inteligencia artificial.

Si detecta que algo está mal entonces puede silbar o hacer otros ruidos fuertes destinados a disuadir a los criminales ya otros de causar una molestia.

Hasta el momento no se sabe si fue un fallo en la programación del robot o qué tan fuerte es el daño a sus circuitos.

Lamentablemente, no es la primera vez que el Knightscope K5 tiene este tipo de accidente. Hace un año atropelló a un bebé y un hombre ebrio terminó en un pleito con un robot igual.

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios