Decenas de viajeros permanecen en el aeropuerto de San Juan tras el paso de María

El paso de María por la isla, dejó severos daños e inundaciones. El paso de María por la isla, dejó severos daños e inundaciones.

El paso de María por la isla, dejó severos daños e inundaciones. EFE

Decenas de personas desoladas y ansiosas han permanecido por horas y hasta días en el Aeropuerto de San Juan listos para salir de Puerto Rico ante la falta de servicios básicos, como agua y luz, tras el embate del huracán María sobre la isla caribeña.

La angustia de estos pasajeros, algunos esperando desde el pasado 22 de septiembre para huir del caos y destrucción que provocó el ciclón María sobre la isla, se refleja en sus rostros, algunos con lágrimas en los ojos por el desconocimiento y desconcierto de cuándo llegarán a algún otro destino viable para residir.

El propósito de las visitas de estos viajeros varían, entre ellas, por emergencias familiares, como la de Kareimi Rivera, de 16 años, quienes llevan un par de días esperando salir de Puerto Rico y llegar a su residencia en el estado de Wisconsin.

Según contó Rivera a Efe, ésta y su progenitora se suponía que iban a regresar a Estados Unidos el miércoles 20 de septiembre a las 08.00 hora local, pero la aerolínea le canceló su vuelo el lunes, ya cuando los puertorriqueños se preparaban para el inminente azote de María, un poderoso huracán categoría 4 con vientos de 155 millas por hora.

Rivera y su madre arribaron a Puerto Rico, específicamente al municipio de Ponce (sur), porque a su abuela la operaron.

No obstante, debido a la cancelación del viaje, Rivera atestiguó su primer huracán.

Debido al paso del ciclón, el sistema eléctrico en Puerto Rico colapsó, la mayoría del sistema de agua, así como las telecomunicaciones, lo que provocó que la mayor parte de la población quedara incomunicada, tanto por la caída de los teléfonos móviles y el internet.

Esto entonces ha llevado a que las personas que no tienen servicio de internet, tengan que llegar directamente hasta el aeropuerto sanjuanero buscando alguna solución para salir de la isla, como Rivera y su mamá, haciendo un viaje de al menos dos horas desde Ponce hasta la capital.

"Ayer vinimos y estuvimos cuatro horas esperando. Hoy regresamos y llevamos dos. Estamos haciendo la fila otra vez para que hoy nos digan que vengamos mañana y así esperar a que nos ubiquen en algún vuelo", relató Rivera.

"Es mi primer huracán y fue un desastre. La casa de mi abuela perdió todo su techo", prosiguió contando la joven, quien no obstante, admitió que tras lo ocurrido no quiere irse de la isla "porque acá está mi familia".

Ante esto, el director ejecutivo de Aerostar (compañía gestora del Aeropuerto de San Juan), Agustín Arellano, explicó en rueda de prensa que la problemática mayor del transporte aéreo es porque hay problemas en los radares que manejan el tráfico aéreo y las estaciones repetidoras de comunicaciones quedaron destruidas.

"Por ello, el número de operaciones se ha reducido para que haya un control de seguridad en el aire, porque lo que no queremos es que con situaciones tan críticas haya una colisión y poner en riesgo los servicios de cualquier compañía aérea", dijo Arellano.

"Todos estamos conscientes de que hay que incrementar los números de vuelos. Mucha gente quiere salir de la isla. Reconocemos que hay incomodidades, pero no he encontrado a alguien que no la tenga. Hay que estar tranquilo y confiado de que esto va a mejorar", enfatizó.

Arellano aceptó que alrededor de 300 personas se han permanecido en el aeropuerto y les dan "condiciones mínimas" de auxilio, aunque éstos tienen la opción de comer en un restaurante que opera las 24 horas y hay una tienda que vende agua.

"El problema es que no se quieren mover porque dicen que están en filas para ser montados en los aviones", sostuvo.

"Yo entiendo la situación de caos. En cien años no ocurría algo así en Puerto Rico. El aeropuerto hace garantizar la mayor cantidad de vuelos de entrada y salida para entrar comida y ser soporte", indicó Arellano sobre la operación del aeropuerto de albergar aviones militares que traen ayuda para los isleños.

El aeropuerto capitalino, sin embargo, comenzó a operar el 21 de septiembre, un día después del paso del ciclón, pero solamente al recibir aviones militares y de ayuda de emergencia.

Al día siguiente, el aeródromo comenzó a operar vuelos comerciales de pasajeros hacia Miami, pero solamente diez al día.

Entre uno de esos viajes estuvo el de la visita del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y la congresista puertorriqueña Nydia Velázquez, al traer ayuda humanitaria para la isla.

Las aerolíneas que están operando, hasta el momento son American Airlines, JetBlue, Southwest, Delta y Spirit.

Sin embargo, Arellano dijo que el 27 de septiembre comenzarán a operar las aerolíneas de la colombiana Avianca, la panameña Copa, la española Iberia y el mexicano Volaris.

De igual forma, dos de las cuatro terminales del aeropuerto (B y D) sufrieron daños, y los cotejos de seguridad están en funciones.

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios