Dos peleas se van a lona

Dos peleas se van a lona Dos peleas se van a lona

Dos peleas se van a lona

Llueve sobre mojado para los fanáticos del boxeo. En tiempos donde no abundan las espectaculares veladas y escasean los grandes campeones, hay dos peleas ya pactadas, firmadas y confirmadas que no podrán realizarse, al menos en suelo estadounidense o en la fecha prevista.

Gran expectativa se había creado en el mundo boxístico por ver nuevamente en acción a la máquina filipina, Manny Pacquiao, el mejor libra por libra de la actualidad. El invencible campeón prometió seguir devorándose mexicanos y la oportunidad de cambiar la historia esta vez la tenía el mexicano Antonio Margarito.

Sin embargo, el tijuanense deberá seguir purgando una suspensión de la Comisión Atlética de California que le negó, una vez más, la licencia para pelear en una votación contundente de 5 a 1.

Un terrible gancho al hígado para Margarito, que parece que no combatirá más en este país. La suspensión del mexicano data de enero de 2009 cuando a Margarito se le detectó una sustancia ilegal, parecida al yeso, en el vendaje de sus manos antes de su pelea con Shane “Sugar” Mosley, en el Staples Center de Los Ángeles.

A partir de entonces, Margarito fue suspendido e inhabilitado para pelear en California y otros estados. El combate del “Tornado de Tijuana” ante “Pacman” Pacquiao estaba programado el próximo 13 de noviembre en el Cowboys Stadium, casa de los Vaqueros de Dallas.Si bien es el estado de California el que le vetó la posibilidad de volver a tener su licencia, normalmente ocurre que las comisiones de otros estados también se unen y solidarizan con la medida. De todas maneras, en Texas aun no se pronunciaron y sería la última esperanza de poder ver al Tijuanense ante el súper campeón filipino. 

La otra pelea truncada, al menos en la fecha prevista, es la del mexicano Rafael Márquez (hermano menor del Tricampeón mundial Juan Manuel Márquez), quien se lesionó el pulgar de la mano derecha -se agarró la mano con la puerta de su camioneta- y no podrá pelear ante el boricua Juan Manuel López.

El combate estaba previsto para el próximo 18 de septiembre en el MGN Grand de Las Vegas e iba a ser parte de los festejos del Bicentenario mexicano aún a tantos kilómetros de la frontera. “Estoy muy decepcionado por lo que me ha ocurrido, todos saben que es la pelea que estaba esperando pero no podré estar listo para el 18 de septiembre”, reveló Márquez a La Jornada de México. “Juan Manuel es un gran Campeón y por eso no puedo darle ni un centímetro de ventaja, y pelear con un dedo lesionado era no llegar al ciento por ciento a la pelea y quizá hasta tener un pretexto, pero no quiero eso, cuando llegue la pelea será porque la voy a ganar”, agregó. El tijuanense no podrá golpear con su mano derecha por los próximos dos meses para poder pelear en noviembre. “Estoy triste por mí, por Juan Manuel y por todos los mexicanos que querían vernos juntos el 18 (de septiembre) en Las Vegas” agregó el ex Campeón mundial Gallo y Supergallo.

Llueve sobre mojado para los fanáticos del boxeo. En tiempos donde no abundan las espectaculares veladas y escasean los grandes campeones, hay dos peleas ya pactadas, firmadas y confirmadas que no podrán realizarse, al menos en suelo estadounidense o en la fecha prevista.

Gran expectativa se había creado en el mundo boxístico por ver nuevamente en acción a la máquina filipina, Manny Pacquiao, el mejor libra por libra de la actualidad. El invencible campeón prometió seguir devorándose mexicanos y la oportunidad de cambiar la historia esta vez la tenía el mexicano Antonio Margarito.

Sin embargo, el tijuanense deberá seguir purgando una suspensión de la Comisión Atlética de California que le negó, una vez más, la licencia para pelear en una votación contundente de 5 a 1.

Un terrible gancho al hígado para Margarito, que parece que no combatirá más en este país. La suspensión del mexicano data de enero de 2009 cuando a Margarito se le detectó una sustancia ilegal, parecida al yeso, en el vendaje de sus manos antes de su pelea con Shane “Sugar” Mosley, en el Staples Center de Los Ángeles.

A partir de entonces, Margarito fue suspendido e inhabilitado para pelear en California y otros estados. El combate del “Tornado de Tijuana” ante “Pacman” Pacquiao estaba programado el próximo 13 de noviembre en el Cowboys Stadium, casa de los Vaqueros de Dallas.Si bien es el estado de California el que le vetó la posibilidad de volver a tener su licencia, normalmente ocurre que las comisiones de otros estados también se unen y solidarizan con la medida. De todas maneras, en Texas aun no se pronunciaron y sería la última esperanza de poder ver al Tijuanense ante el súper campeón filipino. 

La otra pelea truncada, al menos en la fecha prevista, es la del mexicano Rafael Márquez (hermano menor del Tricampeón mundial Juan Manuel Márquez), quien se lesionó el pulgar de la mano derecha -se agarró la mano con la puerta de su camioneta- y no podrá pelear ante el boricua Juan Manuel López.

El combate estaba previsto para el próximo 18 de septiembre en el MGN Grand de Las Vegas e iba a ser parte de los festejos del Bicentenario mexicano aún a tantos kilómetros de la frontera. “Estoy muy decepcionado por lo que me ha ocurrido, todos saben que es la pelea que estaba esperando pero no podré estar listo para el 18 de septiembre”, reveló Márquez a La Jornada de México. “Juan Manuel es un gran Campeón y por eso no puedo darle ni un centímetro de ventaja, y pelear con un dedo lesionado era no llegar al ciento por ciento a la pelea y quizá hasta tener un pretexto, pero no quiero eso, cuando llegue la pelea será porque la voy a ganar”, agregó. El tijuanense no podrá golpear con su mano derecha por los próximos dos meses para poder pelear en noviembre. “Estoy triste por mí, por Juan Manuel y por todos los mexicanos que querían vernos juntos el 18 (de septiembre) en Las Vegas” agregó el ex Campeón mundial Gallo y Supergallo.

Más noticias

0 Comentarios