Víctimas y verdugos abrazados en la muestra de reconciliación creativa en Bogotá

Víctimas y verdugos abrazados en la muestra de reconciliación creativa en Bogotá Víctimas y verdugos abrazados en la muestra de reconciliación creativa en Bogotá

Víctimas y verdugos abrazados en la muestra de reconciliación creativa en Bogotá

La Galería Herencia Verde de Bogotá inaugura hoy la muestra "Memorias de color", surgida de un complejo ejercicio de reconciliación artística en el que desmovilizados de las FARC y el ELN han colaborado con sus víctimas para crear unas vistosas obras en forma de casa que albergan un gran simbolismo.

La Galería Herencia Verde de Bogotá inaugura hoy la muestra "Memorias de color", surgida de un complejo ejercicio de reconciliación artística en el que desmovilizados de las FARC y el ELN han colaborado con sus víctimas para crear unas vistosas obras en forma de casa que albergan un gran simbolismo.

Esta acción artística se exhibirá en la capital colombiana hasta el próximo 16 de marzo y viajará después a ciudades como Madrid, Miami, Barcelona y Buenos Aires.

Posteriormente, las obras serán subastadas y con los recursos que se obtengan se financiarán proyectos de reintegración de desmovilizados de la guerrilla.

El proyecto, en el que han participado cientos de personas entre exguerrilleros, víctimas y artistas como Pedro Ruiz, Luis Carlos Cifuentes y Germán Tessarolo, ha sido impulsado por las fundaciones "Mil Colores para mi Pueblo" y "Colores que Reparan", de Pinturas Tito Pabón".

"Las casas simbolizan la catarsis del dolor, expresan lo que han hecho en la vida de cada artista y muestra que la casa no se cae, sino que se construye levantada por ese dolor que no puede ser en vano", explicó a Efe la gerente de Pinturas Tito Pabón, Lida Pabón.

La directiva aseguró que la mayoría de las pequeñas casas que componen la muestra han sido pintadas y transformadas por personas que sufrieron con toda su crudeza el impacto del conflicto armado entre las guerrillas y el Gobierno colombiano.

"Mi abuela vivió sola en la época de la violencia y tuvo que ocultar a mi madre para que no la mataran. Apoyo este evento porque sé que significa esto, hay que perdonar y seguir adelante", agregó Pabón.

Asimismo, la impulsora de la iniciativa señaló que la exposición supone "un gran reto de reconciliación y perdón" en el que tanto las víctimas como sus verdugos han "desnudado" su alma y sus recuerdos para crear obras con una inconmensurable carga simbólica y emotiva.

Tras el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en noviembre se han multiplicado las iniciativas sociales, culturales y artísticas que giran alrededor de conceptos como el perdón y la reconciliación.

Todas las obras de la muestra tienen como base una pequeña caseta blanca de madera hecha por alguno de los 300 desmovilizados capacitados por el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Sobre estas superficies los participantes han vertido su creatividad y creado obras de todo tipo, desde las que recurren a motivos tradicionales hasta otras totalmente conceptuales.

Entre todas las piezas expuestas destaca una totalmente envuelta en hilos y cuerdas que la constriñen y que simbolizan el dolor y la autorepresión de su autor que, sin embargo, respetó el blanco en la creación para mantener el espíritu de esperanza en el porvenir que impregna toda la muestra.

Más noticias

0 Comentarios