Jóvenes hispanos viajan a D.C. para hablar con legisladores

Dreamers al capitolio

Mónica Sibri es una de los participantes en el programa Emerge conference de LULAC. Ella junto a otros jóvenes hispanos viajaron a la capital para hablar con congresistas y senadores sobre los problemas afectando a sus comunidades. Sin embargo ella cuenta que hablando con algunos representantes republicanos fue dificil, "Nos dijeron directamente a la cara que estos no son problemas que nosotros somos el problema entonces cuando algo así pasa nos ayuda a nosotros también a mirar como arreglarlo entonces yo creo que la conversation con ellos aunque terminó de esa manera termino en un mensaje que tenemos que buscar soluciones."

Mónica Sibri es una de los participantes en el programa Emerge conference de LULAC. Ella junto a otros jóvenes hispanos viajaron a la capital para hablar con congresistas y senadores sobre los problemas afectando a sus comunidades. Sin embargo ella cuenta que hablando con algunos representantes republicanos fue dificil, "Nos dijeron directamente a la cara que estos no son problemas que nosotros somos el problema entonces cuando algo así pasa nos ayuda a nosotros también a mirar como arreglarlo entonces yo creo que la conversation con ellos aunque terminó de esa manera termino en un mensaje que tenemos que buscar soluciones."

Mónica vino a Estados Unidos de Ecuador cuando era adolescente pero nunca pudo calificar para ser recipiente de DACA y dice que la meta de ellos es enviar un mensaje personal a los representantes, "Decirles que nuestras historias son más que papeles y legislación son historias que están destruyendo nuestras familias."

Uno de los representantes presentes hoy fue el senador Schumer de Nueva York. El dijo que la mayoría de Estados Unidos piensa que los inmigrantes son nuestro futuro. El Presidente Trump a veces quiere que pensemos que son criminales o terroristas, no lo son, son el futuro del pais y lucharemos por ellos.

Inclusive el temor de no tener un estatus migratorio fue un obstaculo para muchos jóvenes aqui hoy de venir a la capital y participar en este programa.

"Mi madre en la casa ahora mismo está llorando y sufriendo porque estoy aquí en Washington y no quería que viniera porque pensaba que tan pronto entre aca me iban a deportar," explica Mónica. Pero como los demás estudiantes presentes hoy, Mónica tiene esperanza, "Para las familias que tengan fe porque hay mucha gente como Lulac que está ayudando a gente indocumentada como yo."

Más noticias

0 Comentarios